CDMX. 07 de diciembre de 2019.-La estudiante de ingeniería dijo que fue complicado convencer al jurado de científicos de la NASA.

La estudiante de Ingeniería del Tecnológico Nacional de México campus Durango, Xóchitl Verónica Silvestre Gutiérrez, es parte del equipo de seis jóvenes científicos que obtuvo el primer lugar en el Programa Internacional del Aire y del Espacio como parte del plan universitario de la NASA.

Los estudiantes participaron con la propuesta de un material cerámico para construir hábitats de astronautas en misiones a la luna, misma que será analizada en 2020 en una misión de pruebas del programa Módulo de Experimentación Espacial, que se acoplará en la estación espacial internacional por un plazo de seis a 12 meses.

El experimento espacial tiene la finalidad de comprobar la efectividad del material cerámico; compartir el conocimiento de gran valor para la ciencia mundial, y gestionar su utilización en el proyecto espacial Artemisa, el cual será lanzado por la NASA para la exploración lunar en el año 2024.

La joven duranguense viajó al U.S. Space & Rocket Center, ubicado en Huntsville, Alabama, en donde se unió a cinco compañeros universitarios para presentar el proyecto de uso de ferritas hexagonales de tipo M, un material cerámico químicamente estable y cristalino, el cual se estudiará para conocer la posibilidad de uso en un hábitat lunar.

La estudiante de Ingeniería en Sistemas Computacionales, explicó que el material cerámico tiene bajo costo y notables propiedades magnéticas para las aplicaciones tecnológicas, industriales y su desarrollo dentro del ámbito de la construcción de hábitats, comunicaciones y biomedicina.

“En su primera fase, se ha investigado el uso de la cerámica de tipo hexaferrita para la protección de la radiación ultravioleta (UV), así como su comportamiento en condiciones extremas de temperatura y presión atmosférica”, refirió