Por El Tlacuilo

Operador político con iniciativa propia

Para descubrir el “Yunetegate” no fue necesaria una estrategia de espionaje, tampoco un fotógrafo o reportero indiscreto que sorprendiera la entrega de apoyos membretados y de manera subrepticia hubiera difundido el material. Fue el mismo Rafael Jesús Abreu quién subió todos los datos a su Facebook personal; fotos, videos y comentarios están expuestos como si se tratara de un menú en donde cada quien pudiera elegir de qué manera denunciar y reprobar tan bochornoso hecho.

A.C pirata

Al parecer la entrega de las despensas y otros apoyos etiquetados con propaganda partidistas alusiva a los Yunes azules, es solamente la punta de iceberg, de ahí surgió la sospecha de que los recursos entregados provienen del gobierno federal y que fueron desviados y canalizados a operadores políticos del PAN, sería un delito grave. Otra irregularidad es que rastreando en las páginas de la SHCP el registro de la A.C Yunete, al parecer no existe, y menos aún tiene la facultad legal de recibir donativos. Estaríamos hablando entonces de un membrete que opera en la ilegalidad total.

La flotilla de la camarilla

En videos y fotografías se aprecian vehículos con mantas de la “A.C” Yunete, por lo menos se pueden ver dos o tres camionetas, un tráiler y dos camiones de volteo. Llama la atención que todos los vehículos son nuevos, de color blanco que es la tonalidad característico de los que usa el gobierno estatal. Además ninguno de los vehículos trae puestas sus placas. Una de dos, o estaban recién sacados de la agencia…“¿Quién pompo?” O pretendían ocultar a nombre de quién están registrados los vehículos ¿Serán de gobierno? ¡Sepa la bola!

¡No pasa nada!

La actitud de Rafa Abreu de no ocultar una acción ilegal y por el contrario presumirla se sustenta en la lógica del momento, pues ningún panista había sido castigado por algo similar. Sin embargo el hecho se les salió de las manos. Empezó incendiando las Redes de Veracruz, pasó a las nacionales y después a la prensa en general; sin embargo el comentario que más presión causó al gobierno fue el de Diego Luna en su Twitter. Caray, mis respetos al talentoso actor y director, pero ¿Qué no la opinión de los veracruzanos tendría que tener más peso que la de quienes no son gobernados por Yunes Linares? Cuestión de estilos.

¡Que les corten la cabeza!

La respuesta del gobernador del estado al resbalón de Abreu fue contundente, ni siquiera le dejó la salida digna de la renuncia, lo despidió junto con todos los funcionarios que participaron en la entrega de apoyos bajo el membrete “Yunete”. Echados a la calle fueron Mauro Sánchez Pola, Rector de la universidad del Sureste, el delegado de Patrimonio del Estado en la zona de Xalapa, Ricardo Cabrera Ferez y el mismísimo Rafa Abreu, a quién de nada le valió pedir perdón públicamente.

Habría que checar que también pierdan sus salarios y no solamente sus cargos, no vaya a ser que los conserven en nómina cobrando como asesores o se conviertan en  proveedores del gobierno con altos beneficios.

Consentidazo

A Rafa Abreu (suspirante a candidato a diputado local o federal) no le asustaron mucho los regaños del panista número uno del estado, pues aún siguen arriba de su Muro de Face las imágenes y los comentarios de la célebre entrega de recursos, lo que hace pensar que tampoco su arrepentimiento fue sincero. Algo sabe que nosotros no; estemos atentos a ver con que lo premian, si siendo candidato blanquiazul o coordinador de campaña de chiquilyunes ¡Haga sus apuestas!