Veracruz, Ver. 17 de septiembre.- Los niños que tienen cáncer y que son atendidos en el Hospital Regional necesitan distraerse para evitar el desgaste emocional que conlleva esa enfermedad, aseguró Claudia Téllez, de la asociación civil “Corazones Dispuestos a Ayudar”.

Señaló que en muchas ocasiones los periodos de hospitalización son muy largos por lo que los menores necesitan tener actividades que realizar mientras permanecen en el lugar, por lo que se encuentran recolectando libros para colorear, colores y juguetes.

“Los niños de onco desgraciadamente a veces como están todo el tiempo ahí necesitamos darle un giro diferente a su estadía dentro del hospital y eso es importante hacerle diferente su estadía”, indicó.

Aseguró que ese tipo de enfermedades no únicamente son físicas sino que pueden provocar un desgaste emocional y mental que conlleva a que existan recaídas por parte de los pequeños.

“Muchos van llegan, siempre, se acaba muy rapado el material, desgraciadamente no todas las personas están conscientes de que es una enfermedad que a veces los acaba tanto incisivamente como mentalmente tanto a la familia como al niño”, afirmó.

Comentó que los integrantes de la fundación se disfrazan cada semana para acudir al lugar a distraerlos, para que olviden por momentos de lo que se encuentran pasando.

“Desde que llegamos intentaos que ellos se olviden completamente de un doctor, una enfermera, de su enfermedad, de la angustia que están viviendo como familia”, expresó.

La integrante de la Fundación Corazones Dispuestos a Ayudar pidió a la población sumarse donando algunos artículos que pudieran servir para distraer a los menores, pero también otros que son básicos para su recuperación como pueden ser toallas húmedas, pañales, o cualquier otro.

Agencia