México, 21 de septiembre.- La Marina Armada de México aceptó hoy el error en la versión del colegio Enrique Rébsamen, luego de que se diera a conocer que la niña Frida Sofía no existía.

Noticieros Televisa en su cuenta de Twitter exigió a la Marina una explicación sobre el cambio de la versión de la niña Frida Sofía, por lo que minutos después, publicó dicha cadena una nota donde decía que la Marina Armada de México aceptaba su error en el manejo de información.

El oficial mayor de la Secretaría de Marina (Semar), José Luis Vergara, ya había aclarado que existe la posibilidad de que todavía haya una persona viva debajo de los escombros del Colegio Enrique Rébsamen.

Aclaró que hoy por la mañana surgieron dudas sobre la existencia de una niña llamada Frida Sofía porque en realidad podría tratarse de una mujer y no necesariamente una menor de edad.

El almirante señaló que la intención de la Semar es trabajar en pro de la vida humana y que por lo mismo, al tener conocimiento de que esta persona continúa atrapada bajo los escombros, es motivo para continuar con las labores de rescate.

Dejó claro que nunca se ha tratado de tergiversar la verdad, luego del malestar que se produjo por la información que se había manejado desde anoche en diferentes medios de comunicación y en los que se había informado el nombre de la niña.

No se trata de un plan malévolo ni de tergiversar la verdad o desacreditar a nadie, explicó el almirante Vergara, quien añadió que el personal de rescate fue el que dijo o informó que se trataba de una niña, pero aclaró que él no la vió porque no entró abajo de los escombros, sólo sabe que hay una persona viva atrapada.

Explicó que las dudas surgieron durante la madrugada y manaña de hoy, por lo que se comenzó a sospechar que tal vez no se tratara de una niña con base a la extraña ausencia de algún padre de familia que reclamara el cuerpo o que clamara por el auxilio de la niña, de su hija, lo cual también hizo suponer que los padres habrían muerto tal vez en el mismo sismo o a lo mejor también estaban atrapados entre los escombros.

Sin embargo, lo importante en este caso, aseguró, es que se tienen indicios de que todavía hay vida abajo de las losas, y mientras existan estas sospechas continuarán trabajando para rescatar a quien pudiera estar abajo.