Veracruz, Ver., 12 de octubre.-

Bajo la lluvia y con las manos temblando se encuentra Jesús Torres, padre de José Manuel Torres Castillo, uno de las personas que quedaron atrapadas tras el desplome de un silo repleto de maíz en la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) la madrugada de este jueves.

José Manuel trabaja para la empresa Terminal Marítima de Veracruz (TMV) en el área de mantenimiento junto con su hermano, quien no se encontraba cerca del lugar cuando el desplome afortunadamente, y él fue quien le avisó a sus familiares que José Manuel había quedado atrapado entre las toneladas del grano, ya que ni la empresa ni Apiver les informaron algo.

Jesús se encuentra afuera de Apiver esperando noticias de su hijo, sin embargo, nadie le sabe dar información, su otro hijo es quien le ha estado comunicando que desde la madrugada se encuentran buscándolo, pero hasta el momento no han logrado algo.