Xalapa, Ver. 27 de octubre.- De 15 a 25 kilogramos de masa sirven para hacer magia al convertirse en más de 500 deliciosos tamales de mole, rancheros, salsa verde, salsa de chile seco, canarios o de frijol, con polvo de aguacate, expresa convencida Adriana Velázquez, vendedora de tamales.

Ella y su esposo Luciano, de origen brasileño, están en el negocio de tamales desde hace cinco años, con la empresa “Veggie Tamal”, donde elaboran este platillo estilo vegetariano, con ingredientes criollos y aceite de coco.

Ambos participan en el Festival del Pan y el Tamal, que este viernes se inauguró en la Plaza Zaragoza, en pleno centro histórico de esta capital.

Relatan que este concepto surgió cuando una tamalera profesional les instruyó en su elaboración, pero se dieron cuenta que muchas personas en la actualidad no pueden comer manteca o azúcar.

Los tamales no solo se pueden disfrutar calientitos, salidos de la olla, también se pueden congelar y ser enviados a diferentes partes del país e incluso al extranjero, ya que pueden ser calentados a baño maría o al vapor una vez pasado el tiempo.

“Nos gustó este negocio porque es una buena opción, los tamales son de verduras frescas y frutas de la temporada, el aceite es oleico o de coco, mi esposo es brasileño y es panadero, el prepara pan de muerto integral y sustituye el azúcar por el piloncillo” dijo Adriana.

Al igual que ellos, Jorge González Olivares nieto de la muy conocida “Tía Celsa” en Xico, Veracruz, y que lleva el nombre en la marca de salsas y mole, ha ido pasando de generación en generación.

“La receta de los tamales y del mole es de la Tía Celsa, mi abuela, quien acaba de fallecer a sus 97 años, y es muy bonito, ella siempre hacia tamales aunque no fuera día de muertos, decía se me antojaron unos tamales tráiganme la masa, las hojas yo hago el mole y pues de ella traemos la tradición” dijo Jorge Olivares.

Ellos comercializan tamales a varios estados entre ellos Monterrey y Ciudad de México, así como municipios aledaños del estado de Veracruz.
Y no podía faltar el delicioso Zacahuil mejor conocido como el “Rey del tamal” ya que sus ingredientes son exquisitos, la masa martajada con la combinación de carne de cerdo y pollo junto con el chile guajillo son un desfile de sabor.

Y como toque final para acompañar este platillo se le agrega cueritos curtidos y chilitos en vinagre.

Jesús Lara desde la huasteca, ofrece este delicioso tamal y quien hace apenas tres años está en el negocio de venta de tamales, dice que todo es por tradición ya que así es como se acostumbra en Tempoal, Veracruz.

Al igual que los tamales, el pan es muy vendido y el más comercial es el pan de muerto hecho de huevo, granillo, biscochos hasta pan enchilado.
La panadería “San Pancho” por diez años ha estado en el mercado como negocio familiar, y Valeria Salamanca, encargada del negocio, menciona que lo que más se vende es el pan de muerto.

“Desde dos semanas antes del día de muertos nos preparamos con los ingredientes para el pan, ya son varias cantidades de masa las que se ocupan, para que no nos agarren las prisas y poder abastecer a quienes lo compran.

Por ultimo hacen una invitación para que se acerquen y degusten los que ellos están ofreciendo, que celebremos nuestras tradiciones ya que aquí en México solo debería de ser el día de muertos y no Halloween.

El Festival del Pan y el Tamal estará abierto al público hasta este domingo en la Plaza Zaragoza, atrás de Palacio de Gobierno, en pleno centro histórico de esta capital.

Agencia