Xalapa, Ver., 8 de noviembre.-

La iniciativa del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares de obligar a los empresarios a instalar botón de seguridad y cámaras de vigilancia, así como contratar seguridad privada, provocó opiniones encontradas entre los hombres de negocios.

Entrevistado en el anuncio de la reestructuración de la deuda pública por parte del mandatario, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Xalapa, Gerardo Libreros Cobos, advirtió que esta iniciativa podría violar los derechos de los empresarios al transferirle una responsabilidad que corresponde al Estado, como es la seguridad pública.

Reprochó que no se haya consultado a los empresarios para enviar esta iniciativa al Congreso local y pidió que se haga una revisión de la propuesta pues consideró que representa una carga presupuestaria para los empresarios.

Consideró que antes de que se emita el reglamento sobre la Ley que regula los establecimientos mercantiles en materia de seguridad en el estado, se debe convocar a las cámaras empresariales para aclarar dudas pues dijo que se avizoran sanciones contra quienes no cumplan con esta ley, de llegarse a aprobar.

Por su parte, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Xalapa, Luis Sánchez Ávila, consideró que la iniciativa es buena porque los empresarios ya tenían implementadas las medidas como la instalación de cámaras de seguridad y botón de seguridad, por lo que dijo que esto ayudará a coordinarse con la autoridad.

No obstante, reconoció que no todas las empresas tienen la solvencia económica para lograr contar con las herramientas que se proponen, pero consideró que no se trata de una obligación impuesta por el Estado, sino un catálogo de “recomendaciones” para evitar delitos en los comercios.