Coatzacoalcos, Ver., 17 de enero.- Empresarios del centro y sur del estado exigieron acciones contundentes para frenar la ola de violencia que azota a Veracruz desde los primeros días de este año y criticaron que las acciones del gobierno han sido insuficientes, porque la delincuencia sigue afectando diariamente a los ciudadanos.

Apenas este miércoles por la mañana, una empresaria vinculada al ex alcalde de Coatzacoalcos, Rogelio Lemarroy fue privada de su libertad frente a una escuela en Coatzacoalcos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en la zona sur de la entidad (CCE), Luis Martín González Trejo, lamentó la falta de resultados por parte de las autoridades. “

“El flagelo de la delincuencia continúa invadiendo todos los sectores. Las autoridades implementan programas, inventan programas, improvisan, pero pues no terminan.

“El llamado es a que urgentemente nos reunamos con ellos, las instancias que intervienen en seguridad pública llámese diputados, llámese secretario de seguridad, el gobernador; y crear un círculo de instrucción que sea contundente para que esto no continúe”, manifestó.

González Trejo dijo que el presunto secuestro registrado durante la mañana del miércoles no es el único que se ha presentado durante el año. Sin embargo, admitió que otros casos no fueron denunciados ante las autoridades correspondientes.

“Esto le ocurre a cualquiera, se tiene conocimiento de uno o dos, pero ese dato específico lo tiene el Observatorio Ciudadano, quien maneja esa información, no precisamente oficial, a veces suceden casos donde los familiares no proceden a la denuncia por miedo, desconfianza o muchos factores”, expresó.

Asimismo, el empresario recordó que durante la última reunión con las autoridades de seguridad la sociedad civil exigió resultados, pero los funcionarios pidieron que “uno denuncie, sea precavido, ponga sus propias cámaras y tenga que estarse cuidando las espaldas mientras ellos no cumplen el trabajo de darnos la tranquilidad y no permitir que esto continúe”.

 

Robo de pipas con combustible no se frenan

En la zona centro, la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) denunció que Veracruz ocupa el primer lugar a nivel nacional en el robo de pipas que transportan gasolina y diésel.

Señalaron que de los 167 robos a autotanques registrados en el 2017, en la entidad veracruzana ocurrió el 39 por ciento.

Los tramos más peligrosos y considerados por la Cámara como “focos rojos” son el de Esperanza (Puebla)-Rancho Trejo (Amatlán); Coatzacoalcos-Minatitlán y Lázaro Cárdenas-Uruapan.

La Canacar estimó que el volúmen del producto robado fue de 9.48 millones de litros, cuyo monto aproximado es de 161 millones de pesos.

Además, agregó, el robo del diésel fue el de mayor incidencia con el 54 por ciento de los eventos, la gasolina magna con el 17 por ciento y la premium con el 13 por ciento.