No sé si usted se ha preguntado cómo seríamos representados internacionalmente por AMLO presidente, yo sí. Ahí les va una narración ficticia (no confundir con profética) de la manera en que lo imagino:

Washington D.C. Septiembre 2019.- Durante el primer encuentro entre el presidente legítimo de México, “AndresManuelovich” y el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, se abordaron diversos temas.

En cuestión del tráfico de drogas, que circula por nuestro país hasta los Estados Unidos, Andrés Manuel ofreció enviar a expertos mexicanos para checar la calidad del producto que llega al vecino país, “no vaya a ser que les estemos mandando puro producto fifi”. Para tal encomienda viajarán a dialogar con la DEA -con acreditación diplomática- los amnistiados “Chapo Guzmán” “La Barbie” y “La Chepa”.

Respecto al muro que pretende erigir Trump entre la frontera de E.U y México Andreje Manuel pidió “amor y paz”. A la propuesta de Trump, de que México pague el muro, el presidente de México declaró que: “lo que diga su dedito”, y su dedito dijo que no.

Ante el reclamo de Donald Trump por la alta migración de mexicanos hacía el vecino país del norte, Andrés Manuel aseguró que “las encuestas están copeteadas”, y que los espaldas mojadas salieron huyendo de la “mafia del poder”, además le garantizó que ahora que él es presidente, nuestros paisanos regresarán en breve por su bono “Nini” de 3 mil seiscientos pesotes mensuales. “Así que güerititingo, váyase usted al diablo con sus instituciones” “o ya de plano tómese unas pastillitas de “AMLOenlospinos” para los nervios. No podemos traducir lo que respondió Trump, pero se ve que conoce bien, Alvarado Veracruz.

El presidente legítimo de México abordó también los temas económicos coyunturales, ofreció en venta a Trump el “avión presidencial”, con un atractivo descuento de venta de garaje: “ese avión no lo tenía ni Obama”, le aseguró para convencerlo de la compra. Además pidió que no le fuera a comprar a otro presidente del mundo su avión, porque él se lo ofreció primero: “luego todos me copian” aseguró.

Además le pidió al mandatario estadounidense que le dé la espalda a su industria armamentista, que ya no nos vendan armas. “Queremos un intercambio de abrazos y no de balazos, eso es lo que proponemos”.

Andrés Manuel se negó a tratar el Tema del Mercado del Libre Comercio con los señoritingos de las finanzas norteamericanas. Tras hacer varios de sus tradicionales gestos, Donald Trump reclamó al mandatario mexicano que solamente haya utilizado el encuentro diplomático para decir “charadas”. A lo que el Peje presidente le exigió: “¡Cállate Chachalaca!”.

Fue necesaria una negociación diplomática internacional de alto nivel, para evitar que los guardaespaldas de La Casa Blanca, le partieran “su mandarina en gajos” a nuestro presidente.

Al salir del encuentro, Andrés Manuel acusó que todo se trata de un “complot” orquestado por la “mafia del poder” de los rusos, a quienes aún no termina de liquidarles los adeudos de Campaña. Y cómo fueron los que llevaron a Trump al triunfo, pues el “gringuito” de la mafia del poder internacional, les está haciendo “la chamba” a los “rosusfkis”.

AMLO salió de milagro de la Casa Blanca, y durante la cumbre Internacional celebrada en Washington, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expuso ante mandatarios internacionales que a él “le pueden decir peje, pero no lagarto” (la frase requirió la intervención de varios traductores especializados para que los mandatarios pudieran entenderla, algunos de ellos incluso pensaban que era una declaratoria de guerra). Nuestro representante ante el mundo continuó su discurso asegurando: “De los conflictos Internacionales yo ¡zafo!” “porque siempe que hay golpes me pregunto: ¿de parte de quién?” “México necesita un líder, y creo que soy yo”… Ahí se generó confusión, varios mandatarios imperialistas pensaron que era una solicitud formal de adhesión a sus naciones.

Así que después del mal entendido, El Peje detalló lo que realmente quiso decir. Nuestro presidente fue tan cordial que incluso invitó a varios mandatarios a ir a la Chingada, que es su rancho en Tabasco, para descansar y tratar con él asuntos coyunturales, que los guíen a convenios de colaboración entrte sus naciones y México. Les garantizó que no serán ventajosos, pues a él: “podrán llamarle peje, pero no lagarto”: “No soy ambicioso vulgar, no es la lucha del poder por el poder”. Dijo.

Ya de camino al aeropuerto Internacional, llamó la atención su automóvil Tsurito entre los automóviles diplomáticos de los otros mandatario, cabe mencionar que atrás del Tsuru, iba “la bestia”.

Ya a punto de tomar su avión comercial en clase turista, los empleados le ofrecieron algunos beneficios para gente de la tercera edad, pero respondió: “Aparento más (años), lo que pasa es que estoy aflojado en terracería”. La respuesta ocasionó suspicacias, nuestro presidente tuvo que ser sometido a una revisión exhaustiva, pero logró viajar satisfecho hasta nuestro país, en donde esta mañana despachó desde los Pinos… un nuevo pleito con un gobernador de oposición.

El comunicado está dirigido a despejar las dudas de muchos mexicanos, del por qué esta mañana amanecimos con una invasión norteamericana en nuestra frontera norte, además de varios misiles de potencias mundiales apuntando hacia nuestro país.