México 26 de enero.- Que las próximas elecciones del 1 de julio no “nos divida como sociedad” es el llamado que hizo el presidente Enrique Peña Nieto en Acambay, Estado de México.

Al declararse respetuoso de los comicios así como de la legislación electoral, el mandatario federal hizo una defensa de los logros que se han alcanzado durante su sexenio, los cuales, aseveró, han sido reconocidos por analistas externos.

Ellos, sostuvo, no atienden los señalamientos en las redes sociales, que por ocasiones son muy duros y lapidarios, y que “poco recogen los logros y los avances que hemos tenido como nación”.

Peña Nieto afirmó que no hablará de los procesos electorales porque como presiente sería “absolutamente cuidadoso y observador de la legislación electoral”, por lo que no tomará posición “sobre lo que ocurra en la justa democrática que ya se avecina”.

De acuerdo con La Jornada, no obstante, resaltó que el titular del Poder Ejecutivo está en su derecho de “levantar la voz” y decirle a quienes señalan de manera crítica, muchas veces con razón y acierto, lo que aún falta por alcanzar, eso “que sí hemos hecho, los avances que hemos logrado, lo que hemos generado como sociedad”.

Pea Nieto estuvo en Acambay, vecino de su natal Atlacomulco, donde inauguró un tramo de 52 kilómetros del mayor libramiento del país, el Arco Norte.

Para el presidente, es necesaria la civilidad y seguir apostando por el país, el cual no se hace en sólo seis años, aunque sí es un lapso razonable y suficiente para aportar a su desarrollo y grandeza, destacó el mandatario.

Agencia