Xalapa, Ver., 19 de marzo.- A dos años de la desaparición forzada de tres jóvenes de Papantla, sus madres y familiares marcharon para exigir a las autoridades el esclarecimiento del caso por el cual la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) emitió una recomendación.

Y es que los familiares de los jóvenes temen que el caso se quede en el olvido y en la impunidad, ya que no hay avances en la investigación.

La desaparición ocurrió el 19 de marzo de 2016, cuando Uriel Pérez Cruz, Luis Humberto Morales Santiago y Jesús Alán Ticante, cuando policías municipales detuvieron a los jóvenes abordo de un vehículo.

Según la investigación había cuatro ocupantes, pero los policías dejaron ir a uno y de los otros tres fue la última vez que se les vio.