Córdoba, Ver.- 26 de marzo.- El volcán Pico de Orizaba se encuentra en una lenta agonía castigado por los efectos del cambio climático, alertó el coordinador de la iniciativa ciudadana “Del Volcán al Mar”, Emilio Zilli Debernardi.

Las consecuencias de la reducción del glaciar aparte de afectar a la fauna y flora de la zona, amenaza a miles de habitantes de terminar sin agua.

“Es urgente que las autoridades municipales tomen ya acciones concretas que ayuden a paliar los efectos por la pérdida de los glaciares del Pico de Orizaba. Existen al menos 30 municipios que se benefician directamente de la cuenca del río Jamapa y actualmente enfrenta serios problemas de desabasto del líquido”, señaló.

Las condiciones del volcán no son favorables, pues ya perdió cuatro de sus glaciares, recordó, y ahora, en este invierno no hubo suficiente nieve para poder mantener las fuentes del líquido.