Si Pitágoras no miente, cada distrito electoral tendrá a veintidós candidatos compitiendo por ganar nuestro voto.

Habrá cuatro candidatos a Presidente de la República; cuatro a Gobernador; seis a Senadores; mínimo cuatro a Diputado local y cuatro a Diputado federal; eso sin contar a los independientes que participen de manera particular en cada distrito.

Si usted logra conocer e identificar a todos ellos, mis respetos, sería un gran competidor de “Memorama”.

Difícilmente llegaremos ante la boleta electoral conociéndolos a todos; así que si a la hora de la hora no sabe usted por quién votar, decidirlo con un “de tin marin…” siempre será una buena opción.

GUÍA PRÁCTICA PARA IDENTIFICAR DIPUTADOS

¿Ya sabe usted la diferencia entre las diputaciones federales y las locales? ¿Ya memorizó quienes competirán por cada una de las dos opciones? No vaya a resultar que se nos “hagan bolas” a la hora de la hora.

De manera didáctica intentaremos ayúdale a distinguirlos: Los diputados federales son los que se van al Congreso de la Ciudad de México y nunca los volvemos a ver, hasta que regresen a pedirnos de nuevo el voto para otro cargo.

Los locales son los que se quedan en Veracruz, tienen oportunidad de reelegirse y los “planchan” para que le aprueben todo al gobernador en turno.

En ambos casos los diputados que usted elige sirven a sus Partidos, grupos, o a sí mismos, pero casi nunca al pueblo que los llevó con su voto a la curul.

Esperamos que hayamos sido diáfanos y ya sepa usted cuál es cuál.

EL DESTINO DE MÉXICO EN UNA BOLETA

El primero de julio tendrá usted la enorme responsabilidad de votar por un buen presidente para México; aunque por ahí leí que elegir entre Andrés Manuel, Meade, Anaya y Margarita Zavala, es como tener que decidir de qué queremos contagiarnos, si de Dengue, Chikunguña, Zika o de Viruela Loca; y en el tema de la gubernatura más o menos andamos en las mismas.

Las campañas a la presidencia aún no prenden bien y los analistas nacionales e internacionales le dan el triunfo al Peje Manuel. Mientras que por la gubernatura la campaña por debajo del agua y fuera de tiempos siguen siendo la entrega de despensas y la aprehensión de duartistas, sin embargo el candidato oficial no levanta con nada.

EL CLON

En más electoral le preguntamos ¿Ya sabe usted si el diputado local de su distrito decidió buscar la reelección? Es decir ¿Sí lo conoce usted acaso? No vaya a suceder cómo el chiste; que va un grupo de primaria a visitar el Congreso y uno de los niños llega a su casa animado a platicarle a su mamá: “¡Mami, estoy feliz, aprendí que los diputados representan a los ciudadanos y conocí a uno que es bien tranza, flojo, mujeriego, borrachales e ignorante!”. Sorprendida la señora cuestiona: “¿Y eso te hace feliz?”. Claro -responde el Niño- ¿Que no te has dado cuenta? Ese diputado es el que representa a mi papá, es igualito de cómo lo describes.

“CENADORES”

Los Senadores de la República son electos para un largo periodo de seis años; de manera recurrente resultan los candidatos naturales para contender por las gubernaturas de sus estados. Actualmente los tres veracruzanos que nos representan son Ainara Rementería (suplente de Pepe Yunes); Héctor Yunes (que le habría gustado más haber ganado la gubernatura que terminar sus seis años); y María del Rosario Guzmán Avilés (hermana del Chapito de Tantotuca y suplente de Chiquifer, actual alcalde de Veracruz Puerto).

Sabemos que para los “iniciados” de la política estos son datos básicos; pero se trata de orientar al elector.

Pues por ejemplo, mientras Pepe Yunes hizo gestiones históricas en favor de Veracruz, Ainara y la Chapita han sido más invisibles que la mujer de los 4 fantásticos… ¡Así que póngase buzo para elegir, y cheque los suplentes!

EL LOCAL

Algo que estará en juego y que es importante, es el control político del Congreso Local, que en este momento está en manos del PAN, Partido que lo controla echando mano de la opacidad, la intimidación y hasta de las amenazas.

Actualmente se vive en Veracruz una de las Legislaturas más burdas; que ha hecho un uso indiscriminado de los recursos públicos y procedido con prepotencia para imponer la voluntad del huésped Palacio de Enríquez.

Ojalá que -para que exista un sano devenir de nuestro Congreso- para la próxima Legislatura el Partido Acción Nacional no tenga la mayoría nuevamente… ¡Quiera dios!