México., 5 de octubre.-   Tu celular tiene 10 veces más bacterias que un inodoro

Un teléfono celular también tiene más bacterias que un teclado o un mouse de computadora.

Un estudio analizó pantallas de al menos tres teléfonos celulares y descubrió que portan 10 veces más bacterias que un inodoro.

El estudio examinó las pantallas del iPhone, Galaxy y Google Pixel y comprobó sus altos niveles de gérmenes, que pueden estar ligados a los problemas de acné.

Tu celular contiene 10 veces más bacterias que el asiento de un inodoro, según apuntó un estudio realizado por la aseguradora británica Insurance2go.

La aseguradora compartió reveladoras imágenes que confirman la suciedad de los dispositivos, que podrían ser potencialmente infecciosos, sobre todo cuando los colocamos en el rostro.

Investigadores tomaron muestras de diversos iPhone 6, Samsung Galaxy 8 y Google Pixel para medir los niveles de bacterias aeróbicas, levadura y moho presente.

Descubrieron que la pantalla acumula la mayor cantidad de bacterias, con 100 UFC (Unidad Formadoras de Colonia) por centímetro cuadrado en el Galaxy, 40 UFC para el iPhone y 12 UFC para Google Pixel.

Otras áreas, seriamente afectadas, son el armazón exterior y el botón para desbloquear.

En comparación con las bacterias acumuladas en un teclado (cinco UFC por centímetro cuadrado) y el mismo asiento del inodoro (24 UFC), el Galaxy no presume de buena higiene.

Los altos niveles de gérmenes en celulares inteligentes pueden ocasionar problemas en la piel, principalmente acné, ya que son una gran fuente de contaminación, grasa y residuos de maquillaje al estar en contacto con el rostro.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), un teléfono celular tiene en promedio 10 veces más bacterias que la tapa de un inodoro, mientras que nueve de cada 10 contienen un microbio potencialmente propagador de alguna enfermedad. ¿La razón? Son dispositivos que están en constante contacto con las manos.

La bacterióloga Judith Trujillo, docente de Medicina en la Universidad Pontificia Bolivariana de Colombia, asegura que existen posibilidades de contagiarse hasta de tuberculosis si se comparte el smartphone con alguien que padezca la enfermedad. Al hacerlo, se pueden inhalar partículas no visibles al ojo humano que contienen las bacterias que la propagan.

Trujillo es enfática: “Los celulares pueden contener mucha más suciedad de lo que parece a simple vista”, y añade: “Gérmenes con alta potencialidad para transmitir infecciones en oídos y piel o incluso bacterias letales como la E. coli, responsable de infecciones gastrointestinales”.