La comparecencia de la titular de Sedesol ante los diputados federales duró siete horas; ahí le llovieron calificativos de corrupta, ratera, deshonesta y algunos otros insultos (hasta parecía que estaban pasando lista).

Para variar el diputado que se excedió fue Fernández Noroña, quien le recordó a doña Chayo Robles que fue expulsada del PRD por actos de corrupción, después mencionó como un buen biógrafo a “su amante” Ahumada.

Obviamente se incendiaron las curules, pero quién terminó en una confrontación directa contra el agresor fue la Veracruzana Anilú Ingram, quien lo tachó de “patán”, y hasta le sorrajó la definición del diccionario: “hombre ignorante, tosco y grosero.”

Y que se vaya calmando Noroña porque si esta vez Anilú le aplico la definición jarocha, para la otra Vallines le suelta la definición alvaradeña.

 

¡DA LA SORPRESA!

En el Puerto de Veracruz Anilú Ingram Vallines ha dejado contenta a su gente que le apoyó durante la campaña en la que obtuvo el triunfo caminando entre las fauces del lobo (o de algún otro canino).

Contrariamente al desgaste que tienen la mayoría de políticos priistas del Puerto en su propia tierra, Anilú va subiendo en el ánimo popular de su partido y seguramente la confrontación con Noroña le atraerá nuevas simpatías.

Se nota que Ingram valora el hecho de ser una de las pocas figuras del PRI que logró salir avante en la pasada campaña electoral, en donde el efecto anti PRI y anti Duarte hizo estragos.

Solamente corre un riesgo la diputada federal, que algunos de los que se proclaman sus operadores en Veracruz, traen muy mala imagen, hasta su propia gente está en contra de ellos. A alguno lo acusan incluso de no haber ejecutado los recursos de campaña y de ser más azul que los Pitufos ¡Aguas!

 

 

LOS EXCESOS

Un buen amigo acostumbraba decir cuando sus subalternos se excedían en sus funciones: “¡Espérate, espérate! No organices”, la expresión es aplicable como respuesta a la tesis del actual mandatario quién en el tema de los aguinaldos se aventó la puntada de “organizar” los recursos de manera transexenal, o mejor dicho transbianual.

Recomendó al próximo Gobernador que pague esa prestación de los siete mil millones de pesos que recibirá de participaciones federales en diciembre. Bien cabría que le respondiera Cuitláhuac García: “¡Espérate, espérate! No organices.”

Yunes puntualiza que no será ya gobernador en diciembre ni enero, por eso no puede pagar; la trampa verbal es obvia, no puede entregarlo pero sí tiene la obligación de dejar el dinero en caja.

En fin, la actual administración no cree ni en dios ni en María santísima, y está dispuesta a aplicar a los que vienen la que les aplicaron hace dos años los que ya se fueron.

 

¿ESCANDALO O MENTIRA?

Al desorden financiero y de seguridad de Veracruz se le suma un nuevo escándalo. Resulta que trabajadores del DIF han hecho circular algunas cartas en donde acusan que existen abusos en contra de menores y de migrantes de los albergues de la institución.

Señalan que a los internos no reciben atención médica, ni se les proporciona artículos de higiene personal, ni medicamentos; son los propios trabajadores quienes se conduelen de su situación y les regalan jabones que compran de su salario.

Denuncian que la situación de insalubridad es grave, hay epidemia de piojos y de cucarachas.

Dan a conocer el maltrato a enfermos psiquiátricos y lo más grave, afirman que existen abusos sexuales por parte de los guardias de seguridad del IPAX asignados a la vigilancia de las instalaciones.

Repetimos, todo esto se da a conocer mediante sendas cartas de supuestos empleados dirigidas a la opinión pública.

Para corroborar su autenticidad o falsedad urge que se hagan visitas de supervisión sorpresa. En búsqueda de poner remedio si es verdad, o lavar el nombre de los albergues si es falso; pero urge.

 

¡ADIOS MAMÁ CARLOTA!

En el Congreso local ya no saludan a los diputados dándoles los “buenos días”; ahora les dicen: “menos días”; y es que estamos a escasos diecisiete de que concluya la LXIV Legislatura, que pasará a la historia como una de las más descaradas en la rapiña de su presupuesto.

Los operadores del evidente desvío de recursos tienen nombre y apellido. Fueron comandados por el presidente de la Jucopo, el diputado reelecto por vía plurinominal Sergio el Bailador y tolerados por Lady Manterola.

Sus dos hombres de confianza de Hernández (cómplices se oye muy feo) en el esquema administrativo fueron el Secretario del Congreso “JJ” y el Secretario Administrativo Chico fuentes; ambos con salarios arriba de los cincuenta mil pesos mensuales y dedicados de tiempo completo a ordeñar los recursos públicos del Congreso. Bueno en el caso de Chico no de tiempo completo, alternaba con otra chamba, porque es “cinturita” a pesar de estar obeso.

 

AGUAS CON EL INTERNET

Dentro del escalofriante caso de los multiasesinos de mujeres en Ecatepec Estado de México se ha dejado de lado el modus operandi. Uno de ellos era enganchar a las victimas mediante páginas de venta por Internet.

El sistema de delitos cibernéticos debería de encender las alertas en el país, incluido Veracruz y Xalapa, en donde existen varias páginas de Facebook en donde se anuncia la venta de diversos artículos, y si bien no hay información de que sean usadas para delitos tan graves como el homicidio, transitan sin ningún tipo de vigilancia, siendo el campo de cultivo perfecto para la venta de artículos robados por ejemplo.

Es claro que las policías cibernéticas andan en pañales, pues parte importante de su función debería ser la prevención.

Se debe enseñar a la gente a utilizar adecuadamente las Redes Sociales. No debemos pasar por alto que otro caso de asesinato, el del estudiante de Puebla, se dio porque el joven que lamentablemente fue agredido, acostumbraba mostrar lujos en sus cuentas personales.