Agua Dulce, Ver., 09 de noviembre.-  Una cuarta caravana de migrantes que partieron el pasado 26 de octubre desde la ciudad de Catamacas, Honduras, ingreso la mañana de este viernes a Veracruz.

Provenían de Tabasco, lugar donde arribaron a bordo de camiones y posteriormente continuaron su camino por la carretera Villahermosa-Coatzacoalcos.

El día que salieron de Honduras, los integrantes eran aproximadamente 65, sin embargo, en el camino se les fueron uniendo otros migrantes que habían decidido irse independientemente hasta la frontera norte de México, hasta alcanzar 195 personas.

En su recorrido por Tabasco, el gobierno les proporcionó camiones que los dejaron hasta el río Tonalá, de modo que ingresaron caminando al estado de Veracruz a través de la Costera del Golfo, dentro del municipio de Agua Dulce.

Los centroamericanos caminaron cerca de ocho kilómetros hasta detenerse en el kilómetro 30 de la carretera federal, sitio donde el alcalde de de Agua Dulce, Sergio Guzmán Ricardez, acudió para brindarles alimentos y agua embotellada. También personal del centro de salud de fue al lugar para dar revisiones médicas.

Los representantes de la caravana no descartaron pasar por algunas de las ciudades veracruzanas como Córdoba, antes de la Ciudad de México, para después seguir su trayecto hacia la frontera con Estados Unidos.

Los indocumentados aseguran que escapan de la falta de empleos, la pobreza y la violencia que se vive en su nación, situación que ha empeorado,  en Honduras con el actual gobierno de Juan Orlando Hernández.

La mañana del sábado partirán de Coatzacoalcos hacia Sayula de Alemán, donde se integrarán con otra caravana para juntos viajar a la Ciudad México.