CDMX. 07 de Marzo del 2019. – Daniel  Habif quien es considerado uno de los mejores y más importantes conferencistas de Latinoamérica y de habla hispana en el mundo, sufrió un asalto la noche de este miércoles al salir del aeropuerto de la ciudad de México.

Daniel  Habif quien próximamente se presentará en la ciudad de Xalapa, narró a través de su cuenta de Facebook como fue víctima de los maleantes.

Este es el rostro de la muerte y la vida, todo en segundos cambia, jamás sabes cuando te toca partir. Se dice mucho entre las platicas, se toma a la ligera y hasta se bromea con ello, pero cuando te sucede comprendes que nadie está exento de esto y llega un día donde el terror se presenta en tu cara. Me ha tocado esta frente a la muerte en mi vida, pero hoy la miré a los ojos sin duda como nunca. Hace minutos me asaltaron junto a mi esposa, un amigo y un empleado mío en el aeropuerto de CDMX terminal 2.

Gracias a Dios estamos bien. Comunico esto con toda la intención de exhortarlos a todos los aquí presentes a tomar muy enserio su seguridad. El nivel de violencia con la vivimos el asalto fue de otro mundo.

Estamos frente a un quebrantamiento del tejido social como hace mucho tiempo no lo veía, la condición humana y el estado del corazón de sus integrantes está en estado deplorable. Vivimos un mundo lleno de ira y de resentimiento, desigualdades y hoy totalmente dividido, un país donde no puedes disfrutar del fruto de tu esfuerzo porque otros están dispuestos a arrebatártelo sin pensar en el valor de tu vida y los tuyos.

Queridos les RUEGO dejen de subir sus lujos a redes y exponerse como carnada ante estos depredadores, esto no es un juego, hoy hablé seriamente con amigos y familiares que sin intenciones equivocadas comparten sus logros sin saber que eso puede ser algo muy delicado y causante de una tragedia. Díganle a sus amigos y familiares, exhorten sobre esto que es muy delicado, no pienses que no te puede pasar o que no pasará cerca de ti. Así como tú te dedicas todos los días a tu trabajo, esto es un trabajo para ellos de 7 días a la semanas y el mal cada día es más y más profesional y voraz y les aseguro que la violencia y el dolor continuará asenso.

Un asalto en moto con pistolas en mano delante de policías federales, policías de tránsito y ninguno hizo absolutamente nada, una banda delictiva infiltrada en la zona de llegadas dedicada a analizar a los recién llegados. Lamentable lo que pasa con nuestras autoridades y lo difícil que es saber que ni protección ni capacitación tienen para estas eventualidades y por otros factores aún más profundos terminan en contubernio con el mal por sin fin de razones.

Lamentablemente todo lo hermoso que tiene mi País pierde el equilibrio cuando tu vida está constantemente en juego en cada semáforo a pesar de ser precavido y mesurado.

Tomen extremas precauciones al salir del aeropuerto de CDMX, y literal no estoy jugando, hay que gente en las salidas donde te recogen que forman parte de grupos delictivos que sólo están cazando a los recién llegados, mirando tus muñecas, maletas, auto, ropa o lo que consideren llamativo para ellos.

Hoy les puedo asegurar que crucé mirada con uno de ellos y por instante supe que algo no estaba bien, y ya compruebo que no, ya que sabían perfecto en que parte del auto yo iba y por lo que iban.

Hoy vi pasar mi vida a cambio de lo material que entregue de inmediato, y aún después de haberlo entregado continuó apuntándonos con una rabia digna del mismo infierno. Juro que pensé que dispararía y mi padre hizo el milagro, el estaba ahí protegiéndonos sin duda.

Hoy Dios una vez más me salvo ante la muerte. La vida es un parpadeo, es un suspiro, y doy gloria a Él como siempre por tener la dicha de seguir respirando y saber que mi vida está dedicada a mi propósito y a lo que más amo. Mil batallas vendrán, pero con Dios la victoria llega antes de que la trompeta suene.