Xalapa, Ver.16 de. Marzo del 2019.-Recordar a la primera médica mexicana, Matilde Petra Montoya Lafragua, es un ejemplo de que tanto hombres como mujeres tienen las mismas capacidades, pues gracias a su perseverancia abrió puertas para que actualmente, niños y niñas por igual, acudan a las aulas a aprender.

Hacia finales del siglo XIX, cuando ingresó a la Escuela Nacional de Medicina, a las mujeres no se les permitía estudiar, así que no fue bien recibida por sus compañeros ni por los profesores, y la presión fue tanta que la dieron de baja. Pero no se dio por vencida y escribió una carta al presidente Porfirio Díaz, quien la apoyó y acompañó en su examen de grado, que aprobó en 1887.

A partir de ello, el Presidente decretó que las mujeres podían estudiar y graduarse, siempre y cuando cumplieran las condiciones necesarias.

Así inició el conversatorio Xalapeñas en la Ciencia,organizado por el Instituto Municipal de las Mujeres de Xalapa (IMMX) en el auditorio que la Iniciativa Municipal de Arte y Cultura (IMAC), en el que cuatro científicas compartieron sus conocimientos y hablaron sobre sus experiencias y aportes.

Durante el evento, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres, participó la matemática María Guadalupe Cruz Casillas, quien trabajó como supervisora de satélites en el Sistema Satelital Mexicano en Telecomunicaciones de México (Telecomm),y desde hace dos años, en el Instituto de Formación en Matemáticas (Imath).
También, la bióloga marina Alicia Antonieta Bautista Vega, que luego de dedicarse a la observación, manejo y conservación de diversas especies, se desempeña activamente en el campo de la divulgación de la Ciencia y la Educación.
Finalmente otras dos matemáticas, Míriam Guadalupe Báez Hernández, integrante del Colectivo de Divulgación de la Ciencia y la Educación (Codice)y del Grupo de Divulgación de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Veracruzana (DiMate),y la docente Brenda Tapia Santos, quien consideró que los avances tecnológicos son de gran ayuda e invitó a las y los jóvenes a aprovecharlos en su favor e investigar lo que sea de su interés.
Coincidieron en que dedicarse a la Ciencia no requiere de algo especial, sino de mantener la capacidad de asombro y curiosidad con la que nacemos. Toda persona puede aprender cualquier cosa desde cero, “es cuestión de abrir tu mente”, dijo Míriam a las y los alumnos asistentes.
Científico tampoco es sinónimo de genio. Se trata de desarrollar habilidades creativas, pero sobre todo de ser persistentes y “llevarse bien” con los errores, porque así funciona la mayoría de las cosas.

La directora del IMMX, Yadira Esther Hidalgo González, manifestó que tanto hombres como mujeres, niños y niñas, pueden lograr cualquier cosa que se propongan: “Sus sueños les pertenecen y sólo ustedes, cuando luchan, pueden hacerlos realidad”.
A manera de conclusión, pidieron a las niñas, niños y jóvenes que se atrevan a estudiar y no tengan miedo de equivocarse y preguntar; que no dejen de cuestionarse todo e investigar, y aprovechen el acceso a la información que hoy existe.
Asistieron el director de Desarrollo Social, Sergio Téllez Galván; personal de la Subdirección de Juventud; del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF); la directora del DIF municipal de Perote, María de los Ángeles Vega; el presidente del DIF Perote, Juan Francisco Hervert Rivera, y estudiantes de la telesecundaria “Ejército Mexicano” y la Escuela Secundaria General número 7, “Niños Héroes de Chapultepec”.