Xalapa, Ver 27 de abril del 2019. – A veces cuando viajamos sentimos que se nos tapa los oídos, es un caso increíble y que hace que nos sintamos incómodos pero aunque no lo creas todo tiene una explicación.

¿Por qué ocurre?
El oído está dividido en tres partes: externo, medio e interno. El oído medio es el responsable de esta sensación de tapón, ya que dentro de ella hay aire, además se conecta con las fosas nasales a través de un tubo llamado “trompa de Eustaquio”.

La función de la trompa de Eustaquio es estabilizar la presión del ambiente con la del oído medio, para así enviar señales al nervio acústico, responsable del equilibrio.

El problema llega cuando la persona pasa por cambios de altura, ya sea por bucear, viajar en avión o simplemente trasladarse a un sitio con distintas alturas. Esto hace que el oído medio se contraiga y los tímpanos se tensan, generando la sensación de tapón.

Normalmente cuando viajamos en avión los oídos se tapan más.
¿Cómo volver a la normalidad?
Para volver a la normalidad, hay que esperar que la trompa de Eustaquio equilibre nuevamente la presión del oído. También podemos destapar los oídos masticando, desglutando (tragar, así sea tu propia saliva), bostezar o tomar agua, para permitir el paso de aire y estabilice la presión.

El últimas instancias, podemos hacer la “maniobra de Valsalva”, que consiste en taparnos la nariz mientras mantenemos la boca cerrada, luego, con ligera fuerza intentamos soplar hacia afuera con la nariz, de esta forma, desviamos el aire al oído medio.

Otra de las razones por la que nuestros oídos pueden verse afectados es debido a un resfriado común que genere congestión nasal; esto hace que a través de la fosa nasal las trompas de Eustaquio se tapen por el exceso de mucosidad.

Para ello se aconseja usar descongestionantes nasales para expulsar el exceso de mucosidad y aliviar las trompas de Eustaquio, liberando nuestros oídos.