Guadalajara. 04 de agosto del 2019.-
Una nueva granizada volvió a sorprender a los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara, sobre todo a los residentes del fraccionamiento Bosques Vallarta, en Zapopan y a los automovilistas que la tarde de este domingo circularon por la carretera a Nogales a la altura de Rancho Contento.

Alrededor de las 17:30 horas se registró la tormenta acompañada de granizo de dimensiones fuera de lo ordinario. En poco tiempo las enormes bolas de hielo tapizaron la carretera a Nogales en sentido de ingreso y salida a la Zona Metropolitana, por lo cual esa vialidad tuvo que ser cerrada a la circulación para evitar cualquier incidente debido a lo resbaloso del hielo, de tal manera que el tráfico se volvió caótico en esa vía.

Fue así que decenas de automovilistas decidieron descender de sus vehículos y acercarse a la sorprendente escena teñida de blanco por el granizo, para tomarse la foto del recuerdo.

El fraccionamiento de reciente creación, denominado Bosques Vallarta, aledaño con la mencionada vía y que se ubica frente a Rancho Contento, también se vio afectado por el granizo con una capa de aproximadamente 10 centímetros de hielo. En ese sitio la lluvia inundó el paso a desnivel y arrastró a un vehículo, cuyo conductor quedó atrapado, aunque luego logró salir. Bomberos de la Brigada 249 ayudaron a rescatar el automotor.

Totalmente cubierta de blanco luce la carretera a Nogales a la altura de Rancho Contento y del fraccionamiento Bosques Vallarta, en Zapopan.

Otras zonas afectadas por la tormenta fueron, el Pinar de la Calma, La Calma, El Colli, La Águilas y Arenales Tapatíos.

En tanto que en Guadalajara se registró lluvia ligera y granizo, sin afectaciones de consideración, así como la caída de siete árboles en las colonias Providencia, Lomas de Polanco y Echeverría.