Xalapa, Ver. 17 de septiembre del 2019.-
Los alimentos producidos con altos contenidos de ingredientes industriales tendrían relación con graves enfermedades e incluso con muertes tempranas.

Quienes ingieren altas cantidades de alimentos ultraprocesados —cuyos ingredientes son en su mayoría industriales— se exponen a un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales, cáncer y obesidad. Así lo señalan dos estudios independientes, uno realizado en Francia y otro en España, publicados recientemente por la revista British Medical Journal.

Entre los mencionados alimentos, se encuentran productos de pastelería, bebidas gaseosas, sopas instantáneas, helados, alimentos precocidos congelados, carnes procesadas y los populares cereales con los que muchos desayunan.

El primer trabajo de investigación, hecho por científicos de la Universidad de París, obtuvo los resultados a partir de datos recolectados a lo largo de cinco años sobre el estado de salud y hábitos alimenticios de alrededor de 105.000 individuos.

Durante el seguimiento, los expertos constataron que un aumento del 10 % en la ingesta de comida ultraprocesada incrementa un 12 % el riesgo de sufrir afecciones cardíacas o cerebrovasculares.

Los expertos están preocupados porque cada vez comemos más alimentos ultraprocesados.
La doctora Mathilde Touvier, coautora del estudio, afirma que los resultados no demuestran que esa comida sea la causante de los trastornos descritos. Aclara que la continuidad de sus efectos perjudiciales es relativamente moderada, pero considera que estos datos constituyen una prueba suficiente para fijar políticas que permitan reducir su consumo.

Touvier recomienda a las personas “evitar al máximo posible” estos alimentos y los invita a inclinarse por regresar a dietas más básicas.