A cuántas de nosotras nos dijeron de niñas:

No permitas que nadie te toque de ninguna manera, si alguien se acerca a ti corre y busca ayuda, si sientes que estás en peligro no vayas. Cuántas veces escuchaste historias de tu mamá o tus tías conversando sobre algo que les había pasado, a ellas o a alguien cercano; por ejemplo, alguna chica, familiar o conocida… Estoy convencida que todas hemos escuchado o peor aún, pasado por una incómoda o similar experiencia.

En la actualidad el tema de la violencia hacia las mujeres pareciera estar de moda; pero realmente siempre ha estado presente, aunque algo ha provocado más movimientos o favorecido a que estos sean más visibles y sus búsquedas de algunas soluciones.

Realmente no creo que, el exponerlo como un foco en la sociedad, o como un tema de preocupación o una alerta, sea una forma contundente de solución; pues yo cada vez que escucho noticias al respecto, salgo a la calle con más miedo del que antes, cuando siendo niña pude tener.

Quizá puedo ser criticada por lo siguiente, y consciente de esto, voy a continuar:

La vida no debería ser una lucha entre hombres y mujeres, entre quién puede lograr más cosas, a quién le pagan más, quién obtiene mayor reconocimiento, quién paga la cuenta, o quién decide cómo se hacen las cosas…

Creo podríamos adoptar la frase “No todos, ni todas”… Porque ni todos son violadores, o un pederasta, un acosador, o un violento; y no todas las mujeres carecemos de amor propio y autoestima.

Nadie se encuentra libre de ser agredido tanto física como verbalmente.

Por esa razón es primordial Ganar cada día más confianza y seguridad.

Entonces decidí entrenarme más; mejor aún, haría un taller de Defensa Personal que sería una actividad para mis amigas cercanas y mis primas.

Después pensé en invitar a las personas del trabajo que, en su mayoría son mujeres; ellas también podrían estar interesadas en aprender cómo utilizar su cuerpo, estatura, peso y demás factores a su favor; en un momento de riesgo, en una situación lamentable y desafortunada.

Es por eso que hoy estoy escribiendo para hacerles una invitación:

Tendremos en Bk.V un Taller intensivo de Defensa Personal; en esta ocasión involucrando a las artes marciales, por ser una disciplina con un gran conjunto de técnicas, útiles para hacer frente a alguna situación de violencia física; con ejercicios simples y efectivos con los que uno mismo puede protegerse en situaciones de estrés real.

Los beneficios van más allá de la práctica; pues el ver una mejoría y avance, hará que te sientas más segura y más capaz para seguir superándote.

Que quede claro que, deseo que jamás tengas la necesidad de utilizar esto, y que no te suceda nada que te haga recordar con frustración, tristeza o miedo… Todos merecemos una vida digna y en paz.

NOTA:

Aunque sé que mi labor en BKV está dirigida al entrenamiento del cuerpo como principal factor de acción; seguiré compartiendo actividades en donde también estén involucradas la mente, las emociones, la acción social y la recreación.

Soy Bk.V

Blanka Villarauz

Blanka Villarauz Oficial (página)

Blanca Villarauz (perfil personal)

villarauz33 (instagram)