CDMX. 23 SEPTIEMBRE 2019.-
Autoridades alertan por las graves enfermedades pulmonares que surgen por vapear y que ya están causando una epidemia.

La cantidad de personas que han desarrollado una forma grave de enfermedad pulmonar potencialmente vinculada con vapear con cigarrillos electrónicos ya ha aumentado a 215 casos en 25 estados en Estados Unidos.

Autoridades federales de la salud recomiendan a toda la población que no usen cigarrillos electrónicos.

Lesiones pulmonares por vapear
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. han publicado un aviso de salud que dice que “si le preocupan los riesgos específicos, por favor piense en evitar el uso de productos de cigarrillos electrónicos”.

Hasta el 27 de agosto, se han reportado 215 caso posibles, pero otros casos reportados también están bajo investigación, anotaron los CDC.

La semana pasada se registró la primera muerte vinculada con estas crisis pulmonares: un adulto de Illinois falleció tras ser hospitalizado con una enfermedad respiratoria grave después de usar un cigarrillo electrónico.

“En muchos casos, antes de la hospitalización los pacientes reportaron un inicio gradual de los síntomas, que incluyen dificultad para respirar, falta de aliento y/o dolor de pecho”, explicaron los CDC en el aviso emitido el viernes. “Algunos casos reportaron enfermedad gastrointestinal de leve a moderada, que incluía vómitos y diarrea, u otros síntomas como fiebres o fatiga”.

Los síntomas respiratorios parecen ser causados por una inflamación que hace que los pulmones se llenen de fluido, comentó la Dra. Karen Wilson, vicepresidenta de investigación clínica y traslacional en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Wilson se enteró de estos casos por primera vez hace un mes, cuando el hijo adolescente de un amigo de la familia acabó en la UCI con lesiones pulmonares posiblemente vinculadas con el vapeo.

El chico de 17 años se está mejorando, y su pronóstico es bueno, afirmó Wilson.

“En general, creo que los jóvenes se están recuperando de esto, pero es difícil decir si habrá algún riesgo a largo plazo de lesión pulmonar, asma u otra enfermedad”, lamentó Wilson.

Según los CDC, en muchos casos, los pacientes han dicho que usaron recientemente productos de cigarrillos electrónicos que contenían tetrahidrocannabinol (THC). El THC es el compuesto de la marihuana que da a los usuarios la sensación de estar drogados.

“En este momento, no parece que haya un único producto implicado en todos los casos”, dijeron los CDC, “aunque en muchos casos se ha reportado el uso de THC y cannabinoides. En este momento, se desconocen las sustancias específicas en los productos de cigarrillos electrónicos que provocan la enfermedad, y podría implicar a una variedad de sustancias”.

El Dr. Albert Rizzo es director médico de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association). Anotó que el vapor de los cigarrillos electrónicos contiene muchos ingredientes que podrían provocar una irritación pulmonar, por ejemplo partículas ultrafinas, aceite y metales pesados como el níquel, el estaño y el plomo.

El vapor con sabores también puede contener diacetilo, un compuesto vinculado con una afección llamada “pulmón de las palomitas de maíz”, anotó Rizzo. La afección recibe ese nombre porque hace más de una década los trabajadores de una fábrica de palomitas de maíz para microondas desarrollaron enfermedades pulmonares tras respirar diacetilo con sabor a mantequilla.

En el pulmón de las palomitas de maíz, las minúsculas bolsas de aire de los pulmones desarrollan cicatrices, lo que resulta en un engrosamiento y estrechamiento de las vías respiratorias, explicó la Asociación Americana del Pulmón.

También existe la posibilidad de que unos niveles altos de nicotina estén afectando a los pulmones, añadió Rizzo.

“Uno de los cigarrillos electrónicos más comunes contiene tanta nicotina en una cápsula como un paquete entero de cigarrillos”, dijo Rizzo. “Es muy difícil fumar un paquete de cigarrillos en 15 minutos. Se puede consumir una cápsula completa vapeando 15 minutos”.

Mientras tanto, los CDC dijeron que esa agencia y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. están trabajando con los departamentos de salud estatales para reunir información sobre cualquier producto o sustancia usados por los pacientes, incluyendo las marcas y los tipos de los productos de cigarrillos electrónicos, dónde los obtuvieron y si alguno cae bajo la autoridad regulatoria de la FDA.

La FDA también está proveyendo asistencia de laboratorio, y hasta ahora ha recibido 80 muestras para ser evaluadas.

La agencia aconseja que si usted sí utiliza productos de cigarrillos electrónicos, se asegure de no comprarlos en la calle (por ejemplo, productos que contengan THC), que no modifique el cigarrillo electrónico, y que no añada ninguna sustancia que no sea suministrada por el fabricante.

También dijo que cuando use productos de cigarrillos electrónicos, esté atento a síntomas como la tos, la falta de aliento y el dolor de pecho. Busque atención médica de inmediato si tiene cualquier preocupación sobre su salud.

Hace mucho que los CDC aconsejan que los jóvenes, los adultos jóvenes, las mujeres embarazadas y los adultos que actualmente no fuman cigarrillos “tradicionales” no usen cigarrillos electrónicos.

Wilson se mostró de acuerdo con esa recomendación.

“En particular entre los adolescentes y adultos jóvenes, no deben tener acceso a estos productos y no deben usarlos”, enfatizó. “Esta es otra evidencia de que no son un producto seguro para los adolescentes y adultos jóvenes”.

Más información: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los cigarrillos electrónicos