Coatzacoalcos, Ver. 03 de octubre del 2019.-Personal de la Fiscalía General de la República cateó una bodega de huachicol que era disfrazada como tienda de abarrotes, es la misma que se quemó en noviembre pasado.

Por ese incendio, se tuvo que movilizar a personal de emergencias de varios municipios para poder apagar el fuego que duró varias horas.

Esta vez, atendiendo el mandato de un juez que dio la orden de cateo, la FGR y la Sedena localizaron más de 13 mil litros de huachicol.

Una fuente allegada al caso, dijo que el cateo se dio este miércoles en un domicilio ubicado en «callejón Flores Magón, esquina callejón Niño Perdido» de Mecayapan.

En ese lugar se localizaron 13 mil 536 litros de hidrocarburo, distribuido en 16 contenedores de plástico con arnés metálico, de diversas capacidades, ocho contenedores vacíos, con capacidad para mil litros, así como varias mangueras de plástico.

Debe comentarse que desde el sábado pasado el inmueble es vigilado por personal de la SEDENA, ante esto, las supuestas dueñas de la casa y comerciantes, aparecieron en videos en redes sociales acusando que habían sido agredidas por los militares.

Dos mujeres indígenas dicen que no tiene nada robado en su casa, que solo venden abarrotes y pedían que se fueran los militares.

Sin embargo, ya eran muchos los señalamientos contra la bodega de huachicol que estaba operando. Al momento del cateo, la dos mujeres no se encontraban en el lugar, el personal de la FGR pegó la orden y copia del acta en un lugar visible en el inmueble