México. 19 de Noviembre del 2019.-Las Explosiones de San Juanico de 1984 fue una de las peores tragedias ocurridas en México, una terrible cadena de explosiones se registró alrededor de las 5:30 am y fuego causas por 40 cilindros de gas en San Juan Ixhuatepec y a sus alrededores y provocó la muerte de alrededor de 600 personas y aproximadamente 2,000 heridos.

Las víctimas resultaron carbonizadas por la lluvia de fuego y otras murieron asfixiadas por el gas o a consecuencias de las serias quemaduras.

De acuerdo con los relatos de los sobrevivientes, fue una escena apocalíptica y las imágenes le dieron la vuelta al mundo.

Cientos de cadáveres quedaron en las calles, animales fueron carbonizados aún estando de pie.

Cuerpos de familias se encontraron abrazados tratando de protegerse del infierno que se registró ese día.

El temible accidente tuvo lugar en una de las plantas de almacenamiento y distribución de gas licuado del petróleo de propiedad de PEMEX.


El origen de la catástrofe ocurrió alrededor de las 5:30 am cuando se suscitó la ruptura de una tubería de 20 cm de diámetro que transportaba gas LP desde tres refinerías diferentes.

Alrededor de las 5:40 am, debido a la fuga, se originó una gran nube de vapor inflamable de unos 200 metros por 150 metros, la cual entró en ignición alrededor de 100 metros de fuga.

Esta hizo que se generara un incendio de grandes proporciones, la cual afectó en ese momento a diez viviendas que rodeaba a la planta; a las 5:44 am, una esfera se incendió la cual generó una explosión de unos 300 metros de diámetro y 500 metros de altura aproximadamente.

Inmediatamente esto causó una explosión en cadena, 11 detonaciones consecutivas generadas por otras cuatro esferas y quince tanques cilíndricos.

Existen diversas versiones pero de acuerdo con la cifra oficial del gobierno estatal, consideraron:

503 personas fallecidas
926 personas heridas de consideración
353 con quemaduras ded primer grados
60 mil personas evacuadas
149 viviendas destruidas
7 mil personas atendidas en hospitales del Estado de México y de la Ciudad de México, donde 249 requirieron cuidados intensivos.

El día de 19 de noviembre quedó en la memoria de muchos mexicanos, ya que es una de las peores tragedias registradas en el país.