Dolió en lo profundo de MORENA la derrota electoral en 10 de las 16 alcaldías de la CDMX, fue un claro contraste con lo anunciado por Mario Delgado la noche del día 6 cuando anunció el triunfo en 14 de esas demarcaciones.

El desaliento no es para menos porque la metrópoli mexicana es un aparador de perspectiva nacional, ya porque allí residen los poderes federales, ya porque es el centro histórico de la nación mexicana, o bien porque se constituye como el segundo padrón electoral más numeroso, después del Estado de México. Dice Citlalli Hernández: “lo acontecido en la Ciudad de México es un grave error de Morena le fallamos a López Obrador…” y refiere divisiones al interior del partido en cuya directiva es Secretaria General.

 

Habrá evaluaciones en frío, sin duda, porque en el balance general Morena avanza en dominio territorial al ganar 11 entidades federativas, ese es el bosque que el mérito opositor de haberle arrebatado la mayoría calificada a Morena no ha dejado ver.