Muy optimista, el presidente López Obrador pronostica buenos augurios para nuestra economía: “Vamos muy bien en la recuperación económica, está creciendo la economía, se están recuperando empleos y todos los indicadores reflejan que vamos a salir pronto, antes que otros países y mucho mejor librados… fueron muy buenos resultados”.

Pero ya sabemos que el presidente no ha estado muy acertado en este importante renglón de nuestro escenario nacional, pues en un principio había pronosticado una recuperación casi inmediata, y pese a su dicho sobre “buenos resultados”, el PIB cayó 8.5% el año pasado.

Ahora reitera López Obrador su optimismo, sin embargo, una voz de quienes de eso saben mucho proveniente del Banco de México señala que el crecimiento del 1.5% en el sector de la construcción es “muy mala noticia”, considerando que ese sector es uno de los motores impulsores de toda economía ¿a cuál de las versiones reseñadas atenderá la realidad?

Ojalá el presidente tenga razón, aunque parece que la realidad tiene otros datos.