Hábil para introducir en la agenda pública los temas de su interés, el presidente López Obrador durante la mañanera de ayer lanzó un buscapiés al señalar que se buscaría hacer sinergia con diputados del PRI para reformar la constitución.

La respuesta fue de inmediato por parte de las dirigencias del PAN, PRI y PRD: “Sí, la coalición seguirá en el 22, 23 y 24”, dijo Alejandro Moreno, del PRI, al momento de confirmar junto con sus pares la formación de un bloque legislativo opositor, invitando a Movimiento Ciudadano y ¡al Verde Ecologista! Todo es posible.

De esta manera el presidente ya conoce las fuerzas que confrontarán su proyecto de instaurar un nuevo régimen político en México.

Vistos los resultados, al PRD y al Verde Ecologista la única oportunidad para subsistir es conformando alianzas, porque solos se pierden y caminan al precipicio de su desaparición.

Movimiento Ciudadano vive en la coyuntura de servirle de gozne a Morena y al bloque opositor, según convenga a su perspectiva de convertirse en la Tercera Vía para 2024, pero esa condición está fuera de su alcance hasta ahora, lo decidirán las circunstancias.