De manera inopinada el alcalde xalapeño recordó que en 2019 presentó un proyecto de instalar parquímetros en Xalapa, iniciando el experimento en la avenida Murillo Vidal, ahora, ya para finalizar el cuatrienio lo reactiva en esa cómoda circunstancia, las inconformidades que las resuelva el que viene.

Habla de participación y consulta ciudadana sobre ese proyecto, no explica cuándo ni a qué sector de la sociedad xalapeña consultó.

En su muy fértil pose declaratoria pide a su virtual sucesor, Ricardo Ahued, prosiga con el proyecto de la ciclovía, acaso porque la considera como una obra cumbre de su administración, pero ante ese exabrupto urbano teme a la vez su inmediata cancelación.

Ya encontró respuesta rápida del alcalde sucesor, “yo no le veo el beneficio, no estoy de acuerdo”, dice Ahued. Pero Hipólito va encarrilado y habla de empresas licitando ¿seguirá adelante? Ni caso tiene adivinar.