Por El Tlacuilo

 

Héctor y su Informe

 

El próximo domingo Héctor Yunes Landa dará su Quinto Informe de Labores, esta vez no será en el WTC con escenario Hollywoodense. Será en un salón ubicado en Veracruz que se llama Reynas (Reynas no Reynis). Será interesante saber las presencias y las ausencias. Por el momento Javier Duarte ya se excusó porque no podrá asistir.

 

Estrategias

 

¿Será el Puerto jarocho el mejor lugar para que Yunes Landa filme sus spots y presente su Informe? Un ayuntamiento que decidió con su voto echar fuera al PRI del Palacio Municipal; con priistas amedrentados y replegados ¿No sería mejor fortalecer a los militantes que se la rifaron y conservaron los municipios? En fin, las estrategias de Héctor siempre han sido difíciles de entender.

 

Casi anulado Duarte

 

Las cartas de Javier Duarte perdieron ya impacto, la más reciente ni su familia la leyó. Su ayuno al estilo “Winnie Poo” (o sea a base de miel) no impacta a nadie, es claro que si no pudo con su enemigo cuando tenía todo el pinche poder en la mano, menos podrá ahora detrás de las rejas. La política es una rueda de la fortuna.

 

Los rajados

 

A propósito de Duarte, ahora resulta que nadie lo conoció y todos le hacían fuchi en sus tiempos de gobernador; la doble moral incluso ha hecho presa de los periodistas que traen metido el miedo de que les digan “cómplices de Duarte”, muchos pasaron de chayoteros a chayotones. La vida política en Veracruz no empezó hace nueve meses, y el hecho de haber vivido profesionalmente en un sexenio nocivo no nos vulnera ni nos etiqueta.

 

Basta revisar las fotos de archivo de CGCS

 

¿Qué periodista no fue a los brindis de 4 de junio y diciembre con Javier Duarte? Solamente a los que no invitaron, porque los salones se llenaban de periodistas, que reclamaban porque había también una bola de colados en los eventos. No somos detectives privados para que supiéramos lo que sucedía, ni lo somos para saber lo que está sucediendo, porque los matanceros de hoy serán las reses del mañana.

 

No aprendemos

 

Los periodistas no se dividen de acuerdo a los mandatarios, ni a sus políticas ni a sus caprichos. Ojalá que el gremio logre quitarse esos tabúes, porque en ese esquema los únicos que ganan son los personajes que ostenten el poder en turno. La prensa en Veracruz está siendo menospreciada y hasta humillada, el enemigo de los periodistas no está dentro del gremio, está enfrente ostentando un poder que pretende ser absoluto.