Por El Tlacuilo

 

2 mil millones de carcajadas

 

Al IPE 2 mil millones de pesos, les da tanta risa que hasta la dentadura postiza se les cae a los agremiados. Así lo expresó Adriana Chávez Tejeda de COPIPEV y señala que lo que necesitarían para su rescate son 12 mil millones ¡Chin! Le falló el cálculo al ejecutivo, pero no lo regañen oriéntenlo, no sean irrespetuosos.

 

De las viejitas aferradas que se necesitan

 

Adriana Chávez es la misma persona que hace unos días dijo que Hilario Barcelata Chávez, está imposibilitado para resolver el problema del sistema de pensiones en Veracruz. Señaló que existe encubrimiento por parte de las autoridades hacia los saqueadores de Pensiones, aunque diríamos más bien (y no es porque lo estemos agarrando de nuestro puerquito) que si no se han presentado las denuncias correspondientes es por culpa del director.

 

Que le toquen la chicharra

 

No sé cuántos estarán de acuerdo, pero uno de los primeros pasos para que el IPE empiece a resollar un poco es que haya cambio de director; Hilario Barcelata era bueno para criticar pero malísimo para solucionar las cosas, y eso que gana arriba de 92 mil pesos de salario mensual, un sueldo que ni Obama lo tiene. La crisis del IPE necesita alguien con mucho mayor capacidad para enfrentarla que la que posee el comentarista de radio; dicen que echando a perder se aprende pero el IPE no está para eso.

 

Con la epístola atravesada

 

Hilario sí tiene quien le escriba, una empleada del IPE le redactó una carta que no tiene desperdicio; afirma que ha despedido a empleados con experiencia para dar cabida a 30 de sus recomendados (las famosas Barbies incluidas). La empleada en cuestión señala la decepción que fue para los trabajadores conocer a Barcelata de carne y hueso, pues lo creían otro tipo de persona cuando lo vieron desfilando hombro con hombro con la rectora Ladrón demandando justicia, ahora el injusto es él “¿Qué cosas no?” diría el filósofo Quico.

 

Jalan más que dos carretas…

 

En el IPE (señala una empleada) que hay dos mujeres poderosas que aprovechan las debilidades de Hilario Barcelata, que es feo pero de corazón alegre y querendón. Una de ellas es Lourdes Zavaleta Ortiz, que pasó del módulo de información a ser secretaria ejecutiva del señor director, y la otra  Laura Nohemí Martínez Cruz, su particular. Acusan que tanto Zavaleta como la señorita Laura son el poder tras el trono gracias a que traen “entoluachado” a Barcelata. Ver para creer.

 

Paracaidistas popis

 

Ya entrados en temas del IPE, un llamado urgente a la Contraloría y a Patrimonio del Estado, porque en plena ciudad capital, particulares se están apoderando de terrenos propiedad del Instituto de Pensiones ubicados en la colonia Inmecafe. Barcelata lo sabe pero ha hecho caso omiso, mientras que los dueños de una escuela de natación cada vez se apropian de mayor extensión de terreno, ya lo tienen bardeado y usándolo como estacionamiento ¿Qué hay de eso?