Ciudad de México, 27 de marzo.- El fundador de la secta NXIVM, Keith Reniere, fue detenido acusado de convertir a sus seguidoras en “esclavas” ya que les lavaba el cerebro, además de una gran cantidad de ataques.

Este sujeto está relacionado con Carlos Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente Carlos Salinas, ya que Occelli era el encargado de esta organización en México.

Según las autoridades, Raniere supervisaba un salvaje sistema en el que convencía a sus seguidoras que la mejor forma de poder avanzar era convirtiéndose en “esclavas” y que era por su bien.

Además de que mantenía relaciones sexuales con ellas, las obligaba a realizar labores domésticas que él les daba bajo las amenazas de mantener todo en silencio, de lo contrario atentaría contra sus vidas.

En la denuncia que se realizó en su contra, se afirma que fueron varias las víctimas que eran sometidas a estas prácticas, además de ser videograbadas y ser marcadas con un símbolo en la zona pélvica.

“forzadas a utilizar obres falsas de vaca encima de sus senos mientras otras personas les daban nombres despectivos’ , o se les amenazaba con enjaularlas”, se lee en las declaraciones de algunas afectadas.

Raniere fue detenido en Puerto Vallarta con varias mujeres en una zona en la que la renta semanal ronda los 10 mil dólares, autoridades informaron que las mujeres se dieron a la fuga, por ello sólo Raniere fue detenido.

Las críticas sobre esta secta vienen de años atrás, uno de los motivos por los que Raniere huyera de Estados Unidos fue la publicación de un artículo del New York Times en el que se hablaba de algunas prácticas que tenían en dicha secta.