México, 28 de septiembre.- La Comisión Nacional de Seguridad informó de los hechos ocurridos el 25 de septiembre a las 2:35 horas, en la carretera Amozoc-Perote en el estado de Puebla, donde la Policía Federal al estar realizando sus patrullajes a la altura del kilómetro 84 detectó tres vehículos detenidos por una ponchadura de llanta, los cuales regresaban de dejar víveres de las ciudades de Jojutla, Morelos, e Izúcar de Matamoros, Puebla.

En un comunicado, la dependencia explica que en el lugar de los hechos se tuvo contacto con un grupo de jóvenes, quienes relataron que fueron atacados y asaltados por varias personas armadas que salieron de entre los matorrales despojándolos de teléfonos celulares y dinero en efectivo, uno de ellos mostraba heridas leves por rozón de arma de fuego y otro golpes diversos; en ese momento no refirieron ningún tipo de abuso sexual.

Tras el incidente, relata, los jóvenes fueron auxiliados y trasladados a la caseta de Las Vigas, kilómetro 123, donde fue resguardado uno de los vehículos, y posteriormente llevados hasta la ciudad de Xalapa, Veracruz, para recibir la atención médica correspondiente, donde decidieron en ese momento no presentar denuncia alguna.

Asegura que en todo momento la Policía Federal les brindó la ayuda necesaria y se dio seguimiento al caso. Además se reforzó la protección y seguridad en la zona.

La Comisión Nacional de Seguridad, a través de la Policía Federal, pone a disposición de la ciudadanía los números 088 o 9-1-1, así como la aplicación PF Móvil disponibles las 24 horas, para solicitar apoyo o denunciar algún ilícito.

 

Denunciarán hasta que se garantice seguridad, dijo la Fundación Papa Francisco Pro Felicitas

La Fundación Papa Francisco Pro Felicitas A.C. informó que se presentará en su momento la denuncia legal ante las autoridades correspondientes por el asalto y la agresión que sufrió un grupo de voluntarios católicos, hechos en los que resultaron lesionados dos jóvenes y una mujer violada.

Carlos Arvizu, administrador de la Fundación, informó que la denuncia no se ha presentado debido a que las personas baleadas tuvieron que ser hospitalizadas de emergencia a causa de las heridas que sufrieron.

Además “porque las familias de los jóvenes tienen miedo a acercarse a las autoridades en tanto no tengan la seguridad necesaria para hacerlo”.

En un comunicado difundido a través de la página oficial de la Arquidiócesis de México, resaltó que “consciente de la importancia de que este tipo de actos de barbarie no deben quedar impunes, presentará en su momento la denuncia legal ante la autoridad correspondiente”.

De igual forma, reiteró su llamado a las autoridades para que garanticen la seguridad a las personas y organizaciones durante el traslado de víveres, “a fin de que nuestros hermanos afectados por los terremotos sigan recibiendo la ayuda necesaria”.