México. 07 de diciembre del 2022 .- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que si al término de su gobierno sus adversarios lo quieren meter a la cárcel, ya saben dónde va a estar, porque a veces la prisión protege.

“De lo que pueda pasarme a mí, ya me lo hicieron, no tengo nada de qué avergonzarme y estoy acostumbrado a enfrentar a mis adversarios, si quieren meterme a la cárcel cuando termine, ya saben dónde voy a estar; se padece, se sufre, cuando se va a la cárcel por un problema de conciencia, cuando uno hizo un mal. Yo creo que esa es la peor cárcel, pero cuando uno tiene su conciencia tranquila no importa, le diría yo que la cárcel a veces hasta protege”.

Al referirse al caso de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien fue inhabilitada por “el conservadurismo” de ese país, López Obrador recordó que hubo líderes del movimiento estudiantil de 1968 que fueron a la cárcel y se salvaron, y otros que no fueron y los asesinaron.

“Si hubiese ido a la cárcel como fue el ingeniero Heberto Castillo, Carlos Madrazo no hay el bombazo que destruyó el avión en el que viajaba, la cárcel a veces protege y él ya había estado, por cuestiones políticas, cuando el movimiento de braceros”.

Reiteró que al terminar su mandato se jubilará de la política en su quinta de Palenque, Chiapas, donde se dedicará a escribir y leer. “Y también en la cárcel se puede escribir y leer”.

Con información de El Universal