CDMX. 07 de Noviembre del 2019.-El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su gobierno, al no haber complicidad entre autoridades y delincuencia, “nada de que vamos a respetar a los delincuentes, no. El que comete un delito va a ser castigado y no vale el dinero”.

Desde Palacio Nacional, manifestó que su administración no tiene precio, “nuestra dignidad no tiene precio, por eso tengo confianza de que vamos a poder”.

Señaló que en México, las personas que están en el crimen organizado y ya con un nivel de descomposición extremo, por lo general, cometen los crímenes y asesinatos mientras están drogados.

“Cuando están en los enfrentamientos, la mayoría drogados. En una enajenación, en una situación irracional completamente. En Culiacán cuando detienen a unos militares, los que los detienen estaban drogándose y ofreciendo droga a los militares”, refirió.

Por lo anterior señaló que lo que más le importa a su gobierno es atender las causas que se dejaron de lado en el periodo neoliberal. “Sí nos lleva tiempo, pero es lo mejor atender las causas. Es mejor prevenir que lamentar”.

Recordó el cambio de paradigma en seguridad que está en el Plan Nacional de Desarrollo que incluye:
1- Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia

2- Garantizar empleo, educación, salud y bienestar

3- Pleno respeto a los derechos humanos

4- Regeneración ética de las instituciones y de la sociedad

5- Reformular el combate a las drogas

6- Emprender la construcción de la paz

7- Recuperación y dignificación de las cárceles

8- Articular la seguridad nacional, la seguridad pública y la paz

9- Repensar la seguridad nacional y reorientar las Fuerzas Armadas

10- Establecer la Guardia Nacional

“¿Cuando declararon la guerra había un plan así? Nada. Esto no es improvisación, no es un gobierno de ocurrencias, vamos sobre esto y es lo que vamos a seguir llevando a la práctica”, aseveró.