Ciudad de México, 22 de marzo.- Las reformas estructurales aprobadas y puestas en marcha en la presente administración no se pueden eliminar por decreto, reiteró este jueves el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez.

También indicó que el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México no se puede cancelar, ante la incompatibilidad de operación conjunta de la actual terminal aérea con la base militar de Santa Lucía.

Ambas acotaciones las realizó el funcionario ante la insistencia del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, de cancelar las reformas y el proyecto aeroportuario.

Para que un cambio constitucional se pueda dar, es preciso que ocurran varias cosas; la primera que la Cámara de Diputados y Senadores por mayoría de dos terceras partes las aprueben y, posteriormente, que la mayoría de los congresos de los estados también lo aprueben, eso supone la participación de cuando menos 17 de los estados. De manera de que estas reformas no se obtuvieron por decreto y tampoco es posible deshacerlas por decreto”, dijo el vocero de la Presidencia.

En relación con el nuevo aeropuerto, el funcionario indicó que, además, diversos expertos se han pronunciado por la necesidad de una nueva terminal.

Por ejemplo, Mitre, que es la consultora internacional más importante en materia aeronáutica ratifica la enorme conveniencia de que sea ahí, y justamente ahí, en donde se desarrolle el aeropuerto”, dijo.

Y agregó: “También ha determinado que es absolutamente inviable, desde el punto de vista técnico, la propuesta que tiene que ver con que opere el actual Aeropuerto de la Ciudad de México junto con donde es hoy la base militar de Santa Lucía, y esto por una simple razón, porque no pueden operar al mismo tiempo”.

Agencia