Ocuilan, Méx., 23 de septiembre.- El presidente municipal de Ocuilan, Félix Alberto Linares González, pidió a las autoridades y población en general sumarse a la remoción de escombros de esta localidad mexiquense, toda vez que resultó severamente afectada y se necesita material y maquinarias para ello.

Indicó que el sismo de 7.1 grados Richter del 19 de septiembre afectó a casi 800 viviendas, entre ellas 300 con pérdida total, y daño a unas 15 iglesias que datan del Siglo XVI, mientras que 93 escuelas sufren afectaciones diversas.

Aseveró que el movimiento telúrico, con epicentro en Axochiapan, Morelos, dejó dos personas muertas y 37 lesionados, uno de ellos continúa en estado grave en el Hospital López Meteos de Toluca.

Recordó que el siniestro además ocasionó varios derrumbos, grietas de consideración y la obstrucción de vialidades importantes, sobre todo de la zona oriente hacia el poniente, y hay un puente en riesgo de colapsar en la comunidad de Tlatempa, que conecta con Ocuilan.

En esta pequeña localidad, de casi 300 habitantes, hay 28 viviendas dañadas en su totalidad y lo mismo ocurrió con la primaria y la iglesia, además de una casa ocupada para los maestros que impartían clases aquí.

Las brigadas llegaron ayer a Tlatempa para realizar la remoción de escombros y un censo para identificar el grado de afectaciones, toda vez que hay hogares que aún permanecen de pie.

Linares González señaló que en las diferentes comunidades de Ochuilan suman más de tres mil 500 damnificados, muchos de ellos han optado por improvisar un refugio en sus propios terrenos con lonas, aunque en la plaza principal se ha instalado un centro de acopio y albergue.

Comentó que si bien ha llegado ayuda de víveres y las personas afectadas reciben despensas, ahora es necesario recibir apoyo con varios materiales para apoyar a la gente mientras inicia la reconstrucción de sus hogares.

Detalló que en la emergencia hacen falta tarimas, lonas, lámparas, extensiones, pilas, faros, carpas, colchonetas, lonas y láminas, entre otros.

El presidente municipal añadió que las vialidades principales están ya libres de escombros y, en este momento, valoran las viviendas para determinar en qué condición están y “después habrá la limpieza de los domicilios y la gestión de los recursos para la reconstrucción”.