Gómez Palacio, Durango. 3 de abril.- La tarde de este martes en Gómez Palacio, Durango, el candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, retomó su postura frente a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de militarizar la frontera sur de su país.

Ante miles de seguidores, calificó el anuncio como “una afrenta” a nuestro país de parte de “un mal vecino”.

Estemos todos atentos. Si militariza la frontera -independientemente de que no tendría un efecto militar porque no podrían introducirse los soldados estadounidenses a nuestro territorio- pero como es una afrenta, actuar con prepotencia, como mal vecino, si el señor Donald Trump hace eso, lo digo con todo respeto, nosotros en los 3 mil 185 kilómetros de frontera que tenemos con Estados Unidos vamos a hacer una manifestación, una cadena humana, todos vestidos de blanco pidiendo La Paz y El Progreso”, expresó al preguntar quién lo acompañaría a la frontera.

“Estoy seguro que irían millones de mexicanos a esa protesta pacífica, no violenta” declaró al sostener que está a favor del respeto mutuo entre los gobiernos extranjeros.

Por lo que subrayó que seguirá buscando las buenas relaciones y la diplomacia.

MORENA NO TIENE DUEÑO: AMLO A SIMPATIZANTES
Al ser uno de los mítines más concurridos por sus simpatizantes, principalmente del Partido del Trabajo y de Morena en lo que va de su campaña, López Obrador tuvo que calmar los ánimos de rechazo que lanzaron a la ex priista, Alma Marina Vitela, candidata a diputada federal por Morena, cuando intentó hacer uso de la voz, previo al discurso del tabasqueño.

Al presenciar los gritos de “fuera el PRI” que impedían a la aspirante emitir su discurso, López Obrador optó por recordarles que su movimiento “no tiene dueño y tiene las puertas abiertas” para quienes quieran un cambio verdadero.

Agencia