Joquicingo, Méx., 24 de septiembre.- El presidente Enrique Peña Nieto condenó a quienes, en medio de la tragedia, buscan generar desinformación y obstruir los apoyos y las labores de rescate que se realizan en favor de las personas que resultaron afectadas por el sismo del 19 de septiembre.

Durante su recorrido por este lugar, uno de los más afectados en el Estado de México, Peña Nieto saludó de mano a las personas damnificadas por el terremoto, de quienes escuchó sus demandas.

Además, el mandatario federal ofreció y garantizó todos los apoyos del Gobierno de la República para restablecer lo más pronto posible sus hogares, negocios, templos y escuelas.

Cuando se dirigía al Templo del Calvario del Señor del Huerto, después de visitar la Parroquia de María de la Asunción, que data del Siglo XVII, así como un templo evangélico, surgió un incidente menor entre personas ajenas al lugar.

De inmediato, el presidente preguntó a los pobladores si esas personas pertenecían a esta comunidad, a lo que le indicaron que no; “lo que menos queremos y lo que menos deseamos es que se genere espacios de división y de confrontación”, indicó al respecto.

El presidente lamentó que en ocasiones, en medio de la tragedia como ha ocurrido en este municipio y en otras entidades, no falta gente que en lugar de mantener un espíritu de colaboración llega a alterar y provocar.