México. 07 de agosto del 2022.-El 7 de agosto asume Gustavo Petro como presidente de Colombia. No será un simple traspaso de la banda presidencial, sino el inicio de una era que Colombia no ha conocido. El pasado 19 de junio, en segunda vuelta electoral, el pueblo colombiano eligió por primera vez en su historia a un presidente de izquierda.

Gustavo Petro, candidato por el Pacto Histórico, se impuso en las urnas. La ciudadanía colombiana habló y su voluntad se escuchó fuerte y claro. Fue así como triunfó la larga lucha para iniciar, en Colombia, los cambios de la ola progresista que hoy tiene en sus manos el destino de América Latina y el Caribe.

Es así como la “marea rosa” llega a Colombia. Las protestas sociales que se vivieron en 2019 y 2020 sin duda impulsaron este giro a la izquierda, allanando el camino para un gobierno centrado en su gente, particularmente en aquellos sectores que se encuentran más desprotegidos. Es este el espacio en el que coinciden los gobiernos representados por el presidente Andrés Manuel López Obrador y por Gustavo Petro. Estamos seguros que se inaugurará un diálogo cercano y fructífero en beneficio de nuestras sociedades.

PUBLICIDAD

Petro —luchador incansable, portador de valores socialdemócratas, con quien coincidí cuando ambos fuimos alcaldes de las capitales de nuestros países— se erige como un líder que, frente a las necesidades más apremiantes de su pueblo, buscará cambiar el destino de un país de 50 millones de habitantes. Al igual que México, Colombia es una nación con una riqueza cultural milenaria, pero que sufre de inequidades. El modelo económico se encuentra agotado y el nuevo gobierno se ha comprometido a revertir el daño mediante un cambio social profundo.

No hay duda que, con la llegada de Petro —un apasionado de la lectura, con alma revolucionaria desde sus primeros años de estudiante— se abre un período de esperanza para el pueblo colombiano. El cambio ya es visible con la inclusión de la diversidad. Todos los rincones sociales de Colombia han sido incluidos en el próximo gobierno. Por otro lado, la próxima reanudación de relaciones con Venezuela tendrá sus primeros efectos positivos en las comunidades que habitan en ambos lados de la frontera.

México y Colombia —naciones multiculturales, poseedoras de costumbres y tradiciones ancestrales— conmemoraron en 2021 el Bicentenario de la amistad entre ambos y comparten el interés en continuar la consolidación de uno de los procesos de integración más innovadores —la Alianza del Pacífico—. También coinciden en la importancia de fortalecer los lazos culturales, lo que ha quedado demostrado con la apertura de cuatro sedes del Fondo de Cultura Económica en Bogotá y Medellín. Asimismo, los fuertes vínculos entre los dos Estados, se evidencian con la conectividad aérea, cuyo número de frecuencias directas se ha incrementado notablemente y que posicionan a Colombia como el país con más frecuencias aéreas directas entre México y un país Latinoamericano.

México observará con respeto el reinicio del proceso de Paz que se desarrolla en este país, teniendo la certeza de que contribuirá a la consolidación de un país más justo y próspero. Renovaremos alianzas y trabajaremos mano a mano para hacer de la región de América Latina, un espacio verdaderamente integrado y en el que los líderes de cada una de sus naciones impulsen nuevos modelos de desarrollo que privilegien a las personas por sobre todos los intereses.

Como corolario: la toma de posesión del nuevo gobierno de Petro ocurre 74 años después del famoso “Bogotazo”. El 9 de abril de 1948, el candidato a la presidencia Jorge Eliécer Gaytán fue asesinado. Esa bala cambió el curso de la historia de Colombia. Se cerraron las puertas a la transformación social; se abrieron las puertas de la violencia y, posteriormente, al conflicto armado. Finalmente, lo que no se obtuvo en el conflicto armado, se alcanzó con el voto.

México desea el mayor de los éxitos al gobierno que encabezará Gustavo Petro y refrenda su amistad y solidaridad con la República de Colombia.

Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores

Con información de Milenio