Triste noticia la que se da a conocer enmedio de un gran momento por el que atraviesa Red Bull Racing dentro de la F1. Este 22 de octubre se dio a conocer que Dietrich Mateschitz, el fundador de Red Bull ha fallecido hoy a los 78 años.

Hace unos días empezó a circular por el ‘paddock’ que estaba gravemente enfermo. Desgraciadamente, los rumores e informaciones al respecto se convirtieron en la lamentable noticia..

Desde hace ya tiempo, el jefe del cuadro de las bebidas energéticas no aparecía en público. Helmut Marko, el contacto directo con la F1 que tenía Mateschitz, rehusó desvelar nada sobre la salud del magnate. “Sin comentarios, es un asunto privado, no lo comentamos”, declaró cuando se le preguntó.

Mateschitz fundó Red Bull GmbH en 1984. Desarrolló no solo un producto nuevo, sino también una estrategia de marketing única y lanzó Red Bull Energy Drink en Austria el 1 de abril de 1987. Nació una categoría de productos completamente nueva: las bebidas energéticas. Con el tiempo construyó un imperio impresionante. Según datos de ‘Forbes’, es la persona más rica de Austria, con una fortuna estimada en 16.500 millones de dólares.

Nunca se casó, si bien se le atribuye algún que otro hijo. Tiene su propia isla Laucala, en Fiji, que le compró a la familia Forbes por 9 millones de euros, aunque su residencia principal está en su natal Austria. Igualmente le encantaban los depotes de riesgo, pilotaba su Falcon 900 y monoplanos Piper PA-18 y también posee su propio submarino, un Deep Flight Falcon 3S.

 

Dos escuderías de F1
A Mateschitz siempre le interesó el deporte de velocidad y se convirtió en un mecenas de la F1. En 2004 se hizo cargo del equipo Jaguar de F1 y luego arrancó Red Bull al que posteriormente añadió Toro Rosso sobre las cenizas deportivas de Minardi. El equipo, de hecho sigue siendo italiano y recientemente remodeló el vetusto Ostereichring, para reconvertirlo en el Red Bull Ring austríaco.

En 2010, Sebastian Vettel ganó el primer título para los de Milton Keynes. Y luego el de Heppenheim enlazó otros tres más en lo que fue un círculo glorioso para los austriacos (de 2010 a 2013) de ocho mundiales. Después vino el apabullante dominio de Mercedes en la era híbrida. A ese monólogo le puso fin otra vez el cuadro energético. Max Verstappen derrotó en Abu Dabi a Lewis Hamilton y se llevó el título en 2021. Este año, Red Bull se ha asegurado el doblete. Ha arrasado tanto en el apartado de pilotos (con un Max imperial) como en el de Constructores.

El imperio deportivo levantado por Mateschitz también incluye equipos de fútbol como RB Leipzig, New York Red Bulls y Red Bull Salzburgo o el EHC Red Bull Múnich de hockey sobre hielo.