México. 25 de enero del 2023. – El titular de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), Jorge Nuño, acordó con autoridades de aviación de Estados Unidos un nuevo proceso de revisión a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), para que México pueda recuperar cuanto antes la categoría 1 de seguridad aérea.

Dicho proceso de asistencia técnica se realizará del 6 al 10 de febrero próximo, en común acuerdo con la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por su sigla en inglés).

Entra las acciones realizadas por México para recuperar la nota aérea, Nuño destacó la iniciativa de reforma a la Ley de Aviación Civil para fortalecer atribuciones de la AFAC en verificación y seguridad operacional.

También resaltó la investigación regulatoria de accidentes e incidentes; expedición, suspensión, cancelación o revocación de certificados de aptitud psicofísica; además de la incorporación de un área de medicina de aviación para evaluar personal técnico-aeronáutico.

Asimismo, dijo que la AFAC desarrolló un plan de Acción Integral para atender la fase de auditoría final al Programa de Evaluación de la Seguridad Operacional de la Aviación Internacional (IASA).

Ese plan pretende la implementación de una Plataforma del Sistema de Notificación Electrónica de Diferencias de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) actualizada, con las modificaciones a la legislación aeronáutica nacional y la adopción de las nuevas enmiendas de los estándares de OACI.

También busca dar respuesta a las 316 preguntas de auditoría IASA de FAA y autoevaluación de las posibles brechas en todas las áreas de la AFAC y el cumplimiento de los 39 “hallazgos” detectados durante la revisión de la técnica pasada.

Tanto la SICT como la FAA coincidieron en señalar que es una prioridad de los gobiernos de México y Estados Unidos la pronta recuperación de la categoría 1, a fin de garantizar la seguridad aérea de más de 30 millones de pasajeros.

Durante la reunión se propuso un convenio de colaboración entre la FAA y AFAC para mantener a futuro los mejores estándares y prácticas de las agencias reguladoras del transporte aéreo.