Medellin de Bravo, Ver., 23 de septiembre.- La madrugada de este Domingo, se registró una riña en el Circuito Belice sur de Lagos de Puente Morena en Medellín de Bravo, que dejó como saldo una persona fallecida por arma blanca de nombre Julio César M. S. de 28 años y tres lesionados de nombre Javier C. G. de 28 años, Leonel G. S. de 47 años y Luciano A. Z. de 50 años.

Los hechos se presentaron cerca de las 01:00hrs de la madrugada cuando por disputas personales, entre los habitantes del condominio 3 y 4 contra los del condominio 1.

Los heridos fueron trasladados a un hospital, mientras que los agresores permanecieron atrincherados en dos departamentos.

Fue hasta cerca de las 11:00hrs de la mañana que se montó un fuerte operativo de seguridad en el fraccionamiento Lagos de Puente Moreno por parte de elementos de seguridad pública del estado y de la Policía Naval, debido a que los familiares y vecinos de los afectados por la riña, intentaban sacar a la fuerza a los responsables del asesinato, mismos que los acusaban de haber matado al joven y heridos a las otras tres personas.

Cerca de las 12 del día, una mujer se asomó por la ventada de uno de los departamentos y rechazó las acusaciones, diciendo “Nosotro no somos los culpables, realmente los culpables son siempre los vecinos que no nos dejan en paz. Somos gente de bien, mi esposo es desempleado”, dijo  la mujer, desde la ventana, señalando que las personas que se encontraban encerradas solo se habían defendido y  necesitaban ayuda médica, ya que se encontraban heridos.

“Solamente queremos apoyo, porque nos están echando culpas que nosotros no tenemos. Desde anoche le pegaron un machetazo a un menor y ahorita está agonizando (…) hay tres heridos que están muy graves”, señalo.

Finalmente minutos más tarde y ante la amenaza de linchamiento, elementos de la Marina ingresaron a los departamentos para ir sacando poco a poco a las personas.

Del primer departamento los detuvieron a 10 personas, entre las que se encontraban cuatro mujeres, tres  de los hombres estaban heridos y uno fue llevado en ambulancia a un centro médico.

Al segundo departamento, un comandante tuvo que abrir la puerta con utensilios y un martillo, donde detuvieron a un hombre y a una mujer.

En total fueron 8 hombres y cuatro mujeres, una de ellas de la tercera edad, quienes presentaban crisis nerviosa, todos fueron  llevados a la Fiscalía para rendir su declaración correspondiente, y de ahí saber cuál será su situación legal.