Tijuana. 01 de noviembre del 2020.-Cada año, en la Noche de Brujas, la avenida Revolución de Tijuana se abarrota de niños y adultos disfrazados que la recorren en busca de dulces y diversión, a pesar de la contingencia sanitaria este año no fue la acepción.

Poco antes de las seis de la tarde se suspendió el flujo vehicular sobre la avenida, desde la calle Segunda hasta la Novena, para que las personas pudieran transitar libremente a media calle.

Aunque pocos establecimientos comerciales regalaron dulces, madres y padres de familia llevaron a sus hijos a recorrer la calle con sus disfraces, tomándose fotos con otras personas disfrazadas.

La mayoría de los bares de la avenida Revolución comenzaron a despedir a sus clientes cerca de las 22:30 horas, debido a que las autoridades permitieron que su apertura fuera hasta las 23:00, sin embargo, la gente se quedó desambulando por la calle y fue necesario que elementos de la policia municipal vocearan que respetaran las medidas sanitarias de no viajar en grupos y usar su cubrebocas.

“Hay niños, usen su cubrebocas, por favor. No hagan grupos”, repetían los oficiales mientras las personas se iban dispersando.

El Ayuntamiento de Tijuana, a través de la Dirección de Inspección y Verificación , vigiló que los bares y restaurantes cumplieron con los protocolos y el horario establecido, poco antes de la medianoche reportaron preliminarmente que no hubo sanciones.

La mayoría de los establecimientos ubicados sobre la avenida Revolución y la Plaza Santa Cecilia contaban con las medidas sanitarias, median la temperatura al ingreso, tenían tapetes sanitizantes en sus puertas y daban gel antibacterial a cada cliente. También comentaban que la hora de cierre sería a las 10:30 y pedían que mientras no se estuviera consumiendo, debían hacer uso del cubrebocas. Pocos lugares se llenaron.

Pero al salir de los bares, la mayoría de las personas poco praticaron las medidas sanitarias, no respetaban la sana distancia cuando recorrían la avenida Revolución, a pesar de que había espacio suficiente para aplicar la medida se movían en grupos, otros se olvidaron del cubrebocas hasta que los policías municipales les pedían que los usaran.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de Baja California, en Tijuana ya se acumulan 7 mil 146 casos diagnosticados con COVID19, 37 añadidos el pasado 30 de octubre. Mientras 1 mil 596 personas han perdido la vida en la ciudad por esta enfermedad.

El la mañana del 31 de octubre el titular de la SSA, el doctor Alonso Pérez Rico, insistió en que no se saliera a celebrar Halloween por la posibilidad que haya un nuevo repunte en los casos, como ocurre con cada fecha festiva en los últimos meses.