Estados Unidos. 25 de octubre del 2022.-El fabricante alemán de artículos deportivos Adidas cayó un 5% en bolsa después de finalizar su cooperación con el rapero y diseñador estadounidense Kanye West, como respuesta a una serie de comportamientos del artista que la empresa consideró “inaceptables”.

A la caída de las ventas en China y al costo de haber cesado operaciones en Rusia, se suma un nuevo ingrediente que hará de 2022 para Adidas un año digno de olvidar: la terminación de su vínculo comercial con la estrella estadounidense Kanye West.

La decisión, con efecto inmediato, se tomó tras las recientes declaraciones de carácter antisemita y racista del rapero, que la empresa calificó de “inaceptables”.

“Los comentarios y acciones recientes de Ye han sido inaceptables, odiosos y peligrosos, y violan los valores de diversidad e inclusión, respeto mutuo y equidad de la compañía”, argumentó Adidas, utilizando el nombre artístico del rapero.

El cierre de relaciones entre la empresa alemana y Yeezy, la marca del artista, “tendrá un impacto negativo a corto plazo” de hasta 250 millones de dólares en los ingresos netos de Adidas este año, reconoció la empresa alemana.

Kanye West, un millonario y polémico artista

Yeezy ha suscitado controversia en los últimos meses al poner fin públicamente a importantes vínculos corporativos y debido a los arrebatos en redes sociales contra otras celebridades.

Sus cuentas de Twitter e Instagram han sido restringidas y las plataformas de redes sociales eliminaron algunas de sus publicaciones en línea que los usuarios calificaron de “antisemitas”.

Por ejemplo, mencionó a Jared Kushner, judío y yerno del expresidente Donald Trump, al decir que era el hombre detrás de unos tratados de paz en Medio Oriente gestados solo para “ganar dinero”.

“No creo que tengan la capacidad de hacer nada por su cuenta. Creo que nacieron con el dinero en la cabeza”, declaró en sus redes sociales.

Anteriormente, West dijo en una entrevista en el podcast Drink Champs que George Floyd, el afroamericano asesinado por un policía en Minneapolis en 2020, falleció por consumo de droga y no por la asfixia que le provocó el policía Derek Chauvin, como confirmó la autopsia y la sentencia judicial que condenó al agente.

En otra de sus salidas controversiales, el rapero exhibió durante un desfile de moda en París una camiseta con el mensaje “White Lives Matter” (Las vidas blancas importan), un lema utilizado a menudo por supremacistas blancos en respuesta al movimiento contra el racismo Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

Por eso, la decisión de Adidas no fue sorpresiva. Días antes, la multinacional de artículos deportivos puso su asociación con Kanye West bajo revisión “después de repetidos esfuerzos para resolver la situación en privado”.

West produjo varios tenis Adidas de gran venta con la marca “Yeezy” que costaron entre 200 y 700 dólares y ayudó a la marca a cerrar la brecha con Nike en el mercado estadounidense. Sin embargo, la relación comercial ahora termina por decisión unilateral de la firma, a la que previamente el artista acusó de robar sus diseños para sus propios productos.

Con Reuters y EFE