México. 21 de septiembre del 2021.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), evitó pronunciarse hoy 21 de septiembre de 2021 sobre la discusión que lleva a cabo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) respecto a la objeción de conciencia, pero aclaró que “no se está lavando las manos porque no es Poncio Pilato”.

“Tengo que ser respetuoso de la independencia, en este caso del Poder Judicial, de la Suprema Corte, además es un asunto que produce mucha polémica, mucha controversia, es un tema que confronta y desde hace algún tiempo procuro no opinar”, dijo durante su conferencia mañanera de este martes.

López Obrador afirmó que respeta las decisiones que toman las instancias legales y no opina porque tiene que ser respetuoso de todos, de creyentes y de no creyentes.

Dijo que ése es su papel principal en estos temas y no puede opinar, aunque aclaró que “no se está lavando las manos porque no es Poncio Pilato”.

“Sencillamente creo que a todos los mexicanos conviene que en un tema de esta naturaleza el presidente no tome partido”, dijo.

El presidente reiteró que se deben de reformar los poderes y que en el caso del Poder Judicial no se ha iniciado un proceso de purificación, de reforma, de limpia que se requiere, que se necesita, y que urge llevar a cabo en ese Poder.

El lunes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó la ley que permite la objeción de conciencia médica por considerarla demasiado abierta y riesgosa para la salud del paciente.

El fallo ocurre una semana después de que la SCJN reconoció como constitucional el derecho a la objeción de conciencia médica, pero de forma individual y con la obligación de que el Estado garantice la protección de la salud de los pacientes, incluso por aborto.