México. 04 de mayo del 2022. – Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), reclamó que la violencia contra la mujer, que se refleja en feminicidios, acoso y abuso sexual, permea a causa de la impunidad derivada del inadecuado actuar de las autoridades.

“¿Por qué los hombres matan mujeres todos los días? Porque pueden, porque no pasa nada, porque los feminicidios no se investigan y cuando se investigan se investigan mal y, por regla general, las carpetas de las fiscalías no se arman adecuadamente y de ahí viene después impunidad con las resoluciones, pero los asuntos que se judicializan de desapariciones y muertes de mujeres son una minoría casi insignificante”, sentenció.

 

Durante la presentación de Actividades del Centro de Documentación, Investigación y Prospectiva para la Seguridad, el ministro acusó una repetición de la cultura machista, al señalar que las mujeres son vistas como un objeto del cual los hombres pueden disponer, y que se replica en las escuelas del país, donde tanto alumnos como maestros acosan a las mujeres.

“Incluso premiamos a maestros que sabemos que por años tienen fama de ser acosadores; cuando quitamos de inmediato el tablero donde las mujeres ponen los nombres de los profesores que las acosan para tratar de disimular que en esa universidad no pasa nada”, dijo.

También criticó la revictimización en contra de las mujeres, a quienes se les culpa “por usar minifalda, porque salieron de noche, porque las dejaron las amigas… nada justifica que maten a las mujeres ni a las niñas”.

Ante lo anterior, urgió a que el cambio cultural que necesita el país se debe realizar desde las aulas.

“Tenemos que construir un país donde cualquier mujer pueda estar en la calle, a cualquier hora, vestida como ella lo determine y no por eso justificar que se le ataque y se le desaparezca. En esto las universidades tienen una enorme responsabilidad de un cambio de Cultura y este Centro me parece que, si quiere tomarse en serio la seguridad, la justicia y la paz, requiere programas urgentes y profundos para coadyuvar a este cambio de cultura”, dijo.

Las chicas que salen a protestar lo hacen con energía, con fuerza, a veces con violencia… Tenemos que voltear a verlas, tenemos que conectar con su dolor, tenemos que tomar medidas ya