México. 13 de julio del 2022.-El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se dijo satisfecho tras la reunión en Washington de los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y Estados Unidos, Joe Biden.

En una entrevista para un medio de comunicación nacional el Canciller señaló que la reunión motivará que ambos países impulsen planes conjuntos en temas migratorios.

Marcelo Ebrard reveló que no hubo un compromiso concreto para otorgar más visas de trabajo a los migrantes que siguen llegando a este país, estadía legal y derechos para los que ya viven aquí, ni recursos económicos para ampliar los beneficiarios de los programas sociales de la 4T en Centroamérica que buscan atender las causas de la migración.

—La solicitud de dar trabajo a los migrantes por la vía legal que hizo el Presidente mexicano, ¿incluye una propuesta de visas por parte de Estados Unidos?—

«México lo que dice es que habría que tener un número de visas mayor para que el flujo de, vamos a decirlo, ‘movilidad laboral’ se puede llevar a cabo de una manera documentada y no se haga sufrir a la gente como ya es el caso; porque finalmente de diez personas que llegan a Estados Unidos se quedan nueve, entonces, mejor hagámoslo de una manera regular.

«Y segundo, se propuso que hubiera más visas de trabajo regular para trabajadores, tanto de México como de Centroamérica».

—¿Es una solución para los que vienen de camino, o quieren venir, y también para los que ya están acá?—

«Para los que quieren venirse y necesitan seguir una serie de normas: que eviten caer en manos de ‘los coyotes’ y la delincuencia, porque arriesgas tu vida; entonces, lo que propone el Presidente es establecer cuáles son las reglas del juego, y a lo mejor va a ser mucho mejor para Estados Unidos y también para las personas que quieren venir a trabajar.

«Y segundo, para los que están aquí, que son 11 millones, que les den sus derechos; ¿Cómo puede ser que haya personas que lleven 40 años aquí y no les den derechos de nada?

—Algo que también depende del Congreso, ¿no?—

Sí, pero es una decisión de Estados Unidos y el Presidente apoya la propuesta que ha hecho el presidente Biden de que se regularicen, de que les den sus derechos plenos.

—Con Kamala Harris se habló de la atención a las causas de la migración, ¿Todavía no se logra ese compromiso económico que tanto ha pedido usted en particular, que Estados Unidos le meta más lana a los programas sociales?—

«Ella ha hecho un gran trabajo, consiguió 3 mil millones de dólares».

Pero de empresas…

«Está muy bien, se lo reconocimos, pero pensamos que pudiera ser un programa como el que México está haciendo ahora de Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro, algo parecido, no tiene que ser igual, que es un beneficio directo a las personas y nosotros tenemos ya ahorita 20 mil en El Salvador, 20 mil en Honduras vamos a 40 mil y en Guatemala 20 mil, entonces ¿Qué le planteamos al presidente Biden? Bueno, qué tal y Estados Unidos hace lo propio, sería 20 veces más grande».

¿Y Estados Unidos no se ha comprometido a ello?

Dijo que se lo mandáramos.

—¿Se tocó el tema de seguridad o solo lo relacionado con el combate a los traficantes que provocaron, por ejemplo, lo de San Antonio?—

Ya no dio tiempo de tratarlo (seguridad), pero sí se habló de combatir a las redes de tráfico de personas.

—También hay una propuesta en materia económica: el Presidente hizo unos ofrecimientos de apoyo, sobre todo en la zona fronteriza en materia energética—

«Hay una una propuesta para hacer un acuerdo y actuar juntos en contra de la inflación, por una parte, tiene que ver con los energéticos que tienen un valor menor o un precio menor, y otra tiene que ver con los alimentos, entonces, actuemos juntos porque somos dos economías muy vinculadas, y el presidente Biden lo vio bien».

—El presidente Biden termina con una frase diciendo: “somos la potencia económica mundial” un poco diciendo nosotros estamos bien, aunque sí necesitamos el apoyo, pero estamos bien—.

«Se refiere a que Norteamérica hoy por hoy es una gran potencia económica. Europa desgraciadamente ahora tiene un gran problema con la guerra en Ucrania, y ya se atiene a otros problemas distintos; cerró China por el tema del covid, entonces, es una potencia, sí, sí es una potencia, bueno saquémosle provecho, es lo que está diciendo él: actuemos juntos, potenciemos y yo creo que tuvo buena recepción el Presidente (Biden), porque además es una buena persona muy agradable al igual que la vicepresidenta, muy buena persona».

—¿Cómo califica la reunión, con qué se queda el canciller mexicano?—

«Fue una reunión muy agradable, muy cordial. Lo más valioso creo yo de esta visita, que es el encuentro de los dos presidentes, los dos líderes de ambos países. Me quedo con un plan conjunto; se pusieron de acuerdo sobre varios temas incluyendo inflación, migración, inversión a México en el corto plazo, seguridad alimentaria, entonces lo veo muy positivo».

—Estaban muy sonrientes, cómodos ¿terminó así el desencuentro tras lo ocurrido en Los Ángeles o eso no representó ningún problema en la relación?—

«Más que un problema pues cada quien manejó su posición, los respetamos, los escuchamos, pero como pudiste ver hoy, tienen muy buena relación personal».