Baja California. 14 de mayo de 2020.-Los funerales de personas que han muerto a causa del nuevo coronavirus COVID-19 no pueden ser “normales” y en Baja California, los deudos tienen que estar muy alejados del féretro al momento de dar el último adiós a un ser querido, si es que decidió no cremarlo.

Salud pide no hacer funerales ante muertes por COVID-19.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reiteró a principios de este mes de mayo que no pueden realizarse funerales a las personas que fallecieron a consecuencia de COVID-19:

No se pueden hacer funerales porque en la medida en qué se abrevien los tiempos de cremación o inhumación se disminuye la probabilidad de que se propague el virus”, señaló en conferencia de prensa.

Explicó que aunque el virus se propaga por vía respiratoria, los familiares se acercan al cuerpo para besarlo o abrazarlo, lo que representa un “altísimo riesgo de contagio”.

Indicó que una vez declarada la muerte de una persona por COVID-19, los restos finales deben entregarse lo más pronto posible para que exista una reducción de riesgos tanto para los familiares como para los trabajadores de las agencias fúnebres.

No hay ninguna restricción, de hecho es deseable que sea pronto para que exista una reducción de riesgos. Entre más expedito sea el proceso mejor”, apuntó.