Australia. 01 de febrero del 2021.-El único lugar del mundo donde el deporte a estadio lleno es posible

En Adelaida, Australia, el público en las gradas demostró que las estrictas medidas anticovid funcionaron.

Parece una realidad alterna, pero Australia dio la muestra que es posible el deporte a estadios llenos, con afición sin cubrebocas y grandes deportistas en la cancha.

Este fin de semana se jugó un torneo de exhibición de tenis en Adelaide con más de 4 mil personas en las tribunas, gracias a las estrictas medidas del gobierno australiano, que tienen a dicha ciudad con una tasa de contagios cero por covid-19.

Figuras como Novak Djokovic, Serena Williams y Rafael Nadal no daban crédito a lo que significaba jugar nuevamente con butacas repletas, algo que extrañaban desde hacía un año.

“Valió la pena porque ustedes lo hicieron especial para nosotros. No jugábamos enfrente de una multitud desde hacía 12 meses y esto es muy especial”, dijo Nole.

De acuerdo a declaraciones del Ministro de Salud de Australia, Greg Hunt, el viernes pasado, en el país no habían tenido un contagio en ninguno de los estados en los últimos 12 días.

Por ello felicitó a los ciudadanos por seguir las normas para revertir la cantidad de infectados, que alcanzaron su pico más alto en agosto de 2020.

“Eso es un testimonio del trabajo de nuestros profesionales médicos, nuestros equipos de salud pública, de los australianos en todas partes por la forma en que han observado los requisitos de distanciamiento, la forma en que se han protegido unos a otros, la forma en que dicen ‘he venido a hacerme pruebas’”, dijo Hunt.

‘HACE FALTA UNA PERSPECTIVA MÁS AMPLIA’

Para el torneo de Adelaide, los tenistas debieron llegar con un par de semanas de anticipación para someterse a una cuarentena de aislamiento, ya que ese evento servirá como preámbulo al Abierto de Australia, que inicia el lunes de la próxima semana.

Durante ese lapso, los jugadores tuvieron tiempos establecidos para entrenar individualmente para conservar el distanciamiento social. Estas medidas fueron aún más rigurosas porque el 16 de enero se reportó que un avión en el que viajaban 47 tenistas había aterrizado en Australia con personas que dieron positivo a las pruebas.

Pero todo ha valido la pena para ver nuevamente un estadio lleno, con aficionados libres de temor porque la mínima tasa de contagios así lo permite. Ello aún cuando algunos tenistas llegaron a quejarse por tener que estar en el hotel todo el día, durante su cuarentena.

 

AUSTRALIA, EL EXTREMO OPUESTO DE LA CRISIS
Hasta la noche del 31 de enero, Australia tenía registradas 909 muertes ocurridas a lo largo de la pandemia, además de que en todo el país actualmente solo cuentan con 59 casos activos, y un acumulado de 28,818, lo que representa apenas el 0.1 por ciento de su población.

Esas cifras representan el extremo opuesto de la pandemia, que en Estados Unidos, el país más golpeado por el coronavirus, acumula más de 442 mil fallecimientos y 26 millones de casos, esto último lo que equivale al 8 por ciento de su población.

En México, Mazatlán ha sido el caso de “éxito” por llevar tres partidos con afición desde el semestre pasado, aunque con un aforo de medio estadio. El porcentaje de la población que en nuestro país ha padecido covid-19 es del 1.4 por ciento, aunque con una política de realización de pruebas muy distinta a Estados Unidos o Australia, con mucho menos personas sometidas a ellas.

Estadios con público también se han visto en Japón aunque en circunstancias distintas, pues el año pasado llegaron a permitir asistencias del 80 por ciento, aunque como un experimento pensando en los Juegos Olímpicos y la afición obligada a usar cubrebocas y no gritar, muy distinto a lo que sucedió con la entusiasta afición en Adelaide.